Mayo 24, 2013

Defensa busca exculpación de jóvenes acusados de la muerte de juez de línea en Holanda

La defensa buscará la exculpación de los jóvenes con un nuevo informe que señala que el árbitro asistente no falleció por las heridas infligidas.

La agresión al juez de línea aficionado Richard Niuwehuizen (41 años) se produjo el pasado mes de diciembre en las instalaciones del club de fútbol juvenil "Buitenboys", de la localidad de Almere (noroeste de Holanda), donde también jugaba el hijo del fallecido.

Pese a que los testigos aseguran que no hubo ninguna decisión arbitral excesivamente polémica, explican que el asistente fue agredido por jugadores del equipo visitante, el "B1 de Nieuw-Sloten", de Ámsterdam, que le propinaron una patada en la cabeza y tres en el abdomen.

Niuwehuizen pudo caminar por su propio pie hasta la cantina del campo, pero se sintió indispuesto y fue trasladado al hospital, donde falleció.

La firma de abogados Spong, que representa a uno de los acusados, pidió al forense Christopher Milroy, antiguo jefe de patología de la policía británica, un nuevo informe, en el que identificó una rasgadura en la arteria carótida del juez de línea, que pudo causar su muerte.

En circunstancias excepcionales, esta lesión puede conducir a una muerte repentina, informó hoy el diario holandés De Volkskrant.

Mientras, el instituto forense de Holanda considera probable que el juez de línea falleciera a causa de las patadas propinadas por los jóvenes en la cabeza y en el cuello, pero no identificó ningún problema con la arteria carótida a la hora de realizar la autopsia.

La rotura de la arteria carótida implica un desgarro en el revestimiento de este vaso que lleva sangre al cerebro y representa la causa más común de infarto entre jóvenes adultos.

El juicio tendrá lugar la próxima semana en el Tribunal de Lelystad (centro del país) en una audiencia pública, a pesar de que en Holanda es habitual que los juicios a menores se celebren a puerta cerrada.

Entre los acusados hay siete jóvenes menores de edad y el padre de uno de los chicos, de 51 años.

Temas relacionados: