Septiembre 22, 2011

Porto y Benfica jugarán este fin de semana por el liderato

Pese a la igualdad exhibida en este arranque de Liga, las sensaciones en ambos conjuntos son distintas. El juego del Porto, sin el que fuera su entrenador, André Villas-Boas, y sin Radamel Falcao, no acaba de convencer, mientras el Benfica ha mostrado una notable mejoría respecto a la pasada temporada.

El fútbol de los lisboetas es ahora más elaborado que hace un año, ordenado en torno a un 4-2-3-1 que otorga a Pablo Aimar un papel protagonista, en la media punta detrás del paraguayo Óscar Cardozo y sin prácticamente responsabilidades defensivas.

La eclosión del español Nolito, con siete goles en diez partidos oficiales, y la calidad que aporta en el medio el belga Witsel, fichado también este verano, son motivo de confianza en el club "encarnado".

Asimismo, los lisboetas han logrado apuntalar la laguna que dejó en la defensa la marcha del brasileño David Luiz -fichó por el Chelsea- con la llegada del argentino Ezequiel Garay, procedente del Real Madrid.

En el lado de los "dragones", la marcha de Falcao -quien ya triunfa en su andadura en la Liga española- supuso un vacío difícil de llenar, aunque el brasileño "Hulk" continúa rindiendo a su nivel habitual y lidera el frente de ataque.

A pesar de la llegada de siete refuerzos este verano, tan sólo uno, el punta brasileño Kléber -elegido como sucesor de Falcao-, se ha hecho un hueco en el once titular de Vítor Pereira, que conserva la base y el esquema 4-3-3 del año pasado y quien se estrena en este tipo de duelos.

El encuentro de este viernes también supone para el Porto otro reto: seguir batiendo récords de imbatibilidad y ampliar la cifra de 44 partidos de Liga sin conocer la derrota.

Empatados a 13 puntos, el choque entre ambos llega en la sexta jornada y se antoja decisivo para dilucidar cuál de los dos es el favorito al campeonato liguero, título al que también aspiran el Sporting de Lisboa y el Braga.

El técnico de los "dragones", Vítor Pereira, aseguró en la rueda de prensa previa al partido que el Benfica puede ser "la vitamina" que ayude al Porto a recuperar su mejor nivel después de la decepción del domingo, cuando no pasó del empate a cero contra el Feirense.

El entrenador de las "águilas", Jorge Jesús, subrayó en declaraciones a los periodistas que su equipo está "convencido de poder lograr los tres puntos" y restó importancia a la goleada encajada por su equipo hace un año en Dragao, donde perdió por un contundente 5-0.

En el capítulo de ausencias, por parte del Benfica destacan la del argentino Enzo Pérez y el joven luso Nélson Oliveira, ambos lesionados, mientras que en el Porto no podrán jugar ni el colombiano James Rodríguez por sanción ni el brasileño Alex Sandro por problemas físicos.

El clásico entre los clásicos de la Liga lusa ha eclipsado el resto de partidos de esta sexta jornada, entre los que destacan el Braga-Nacional y el Sporting de Lisboa-Vitória de Setúbal, ambos el sábado.

Los bracarenses han sido capaces de rehacerse una vez más pese a las bajas sufridas este verano y quieren consolidarse como alternativa a los dos principales favoritos.

El Braga ocupa actualmente la tercera posición, a sólo dos puntos de Oporto y Benfica, mientras que el Nacional ha empezado con mal pie esta campaña y marcha antepenúltimo con tan sólo 4 puntos de 15 posibles.

El Sporting de Lisboa, por su parte, afronta una nueva oportunidad de responder a las altas expectativas creadas en torno al equipo, remodelado de arriba a abajo con 16 refuerzos, después de un inicio irregular.

Los "leones" son sextos en la tabla, a cinco puntos de la cabeza de la clasificación, aunque han logrado dos victorias consecutivas en sus visitas al campo del Pacos de Ferreira y el Rio Ave.

Enfrente este sábado tendrán al Vitória de Setúbal, que está séptimo con sólo un punto menos.

El resto de la jornada la completan el Beira Mar-Rio Ave, Pacos de Ferreira-Gil Vicente, Olhanense-Leiria, Marítimo-Vitória de Guimaraes, Académica-Feirense.

Temas relacionados: