Noviembre 29, 2011

Benfica y Sporting andan de pelea en Portugal

Después de la victoria del Benfica en casa por 1-0, un grupo de aficionados del Sporting prendió fuego a una grada del Estadio de la Luz, lo que ha generado reacciones encontradas y más tensión entre las cúpulas de los dos equipos de la capital lusa.

La pelea que enfrenta a los dos equipos protagoniza este martes las portadas de la prensa deportiva lusa, que considera que lo ocurrido puede degenerar en el fin de las relaciones de forma "inminente".

El propio presidente del Benfica, Luís Filipe Vieira, admitió el pasado lunes que el club "va a revisar" las relaciones que guarda con el equipo rival.

El último capítulo de este deterioro se produjo el pasado lunes, después de que el presidente del Sporting, Luís Godinho Lopes, acusara a su homólogo en el Benfica, Luís Filipe Vieira, de participar en "hechos muy graves ocurridos frente al vestuario al final del partido".

El máximo responsable de los "leones" no dio más detalles, pero aseguró que dispone de grabaciones de audio que demuestran la implicación del dirigente "encarnado" y anunció que las enviará a la Liga para que ésta considere una posible sanción.

Las "águilas", por su parte, instaron de forma oficial al Sporting a publicar los documentos de los que dice disponer y defendieron la actuación de su presidente.

El derbi lisboeta venía precedido ya de una fuerte polémica debido a que el Benfica optó por colocar a los aficionados del Sporting dentro de una especie de "jaula" de seguridad en el Estadio de la Luz.

Los dirigentes del Sporting criticaron duramente esta decisión, al considerar que suponía una falta de respeto hacia sus seguidores.

Al término del encuentro, un pequeño grupo de hinchas radicales verdiblancos iniciaron un incendio en la grada de la Luz, que adquirió finalmente proporciones considerables y obligó incluso a la intervención de los bomberos.

Los daños están cuantificados en cerca de 500.000 euros, según publica este martes la prensa lusa, y los incidentes pueden suponer una sanción económica para el Sporting.

Los directivos del club verdiblanco reiteraron su indignación por las condiciones ofrecidas a sus aficionados, que según acusaron tuvieron a su disposición sólo un asiento por cada dos personas, y acusaron a los del Benfica de retrasar adrede su entrada en el estadio para generar "tensiones completamente evitables".

Temas relacionados: