Diciembre 16, 2011

Benfica golea y le mete presión al Porto

El extremo español Nolito aprovechó su regreso a la titularidad tras comenzar los dos últimos partidos en el banquillo y fue el gran protagonista del partido con dos tantos, desequilibrando constantemente por la banda izquierda.

Al espectáculo también contribuyó el argentino Pablo Aimar, con una asistencia magistral en el tercer gol, así como sus compatriotas Saviola y Garay y el paraguayo Cardozo, autores de los restantes tres tantos.

Con la victoria, el Benfica se sitúa primero en la tabla a la espera de lo que haga este sábado el Porto, que si vence al correoso Marítimo continuará líder, aunque empatado a puntos con los lisboetas.

El Benfica se encontró con un gol en contra cuando todavía se asentaba en el campo. Corría el minuto 24 y Atsu, el jovencísimo delantero ghanés del Rio Ave, de 19 años, inauguró el marcador tras pegarle a la pelota con el exterior de su pie izquierdo desde la frontal del área, haciendo estéril la estirada del guardameta.

El Benfica no bajó los brazos y su esfuerzo obtuvo recompensa apenas diez minutos más tarde, cuando un cabezazo de Cardozo impactó en la mano del central brasileño Eder Luis y la jugada terminó en el punto de penalti, donde el propio delantero paraguayo no falló y empató el partido.

Sólo un minuto más tarde el extremo español Nolito, de jugada personal, hizo el segundo arrancando desde la izquierda, donde lo suele colocar su técnico, a pierna cambiada.

El ex del Barcelona B sorteó con varias bicicletas a su marcador, su disparo lo despejó a duras penas el portero, pero el rechace le favoreció y acabó marcando cuando casi no tenía ángulo.

El tanto, una mezcla de técnica y perseverancia, estuvo rodeado de cierta polémica, ya que el extremo español recibió el pase al límite del fuera de juego.

Con los lisboetas ya desatados, al filo del descanso un pase de Nolito lo convirtió en una genialidad Pablo Aimar, que de espaldas y dentro del área asistió de tacón a su compatriota Javier Saviola, que marcó su cuarto gol esta temporada.

Para abortar cualquier intento de remontada, el central argentino Ezequiel Garay, transferido este verano por el Real Madrid, cabeceó a la red una falta lanzada por Aimar nada más empezada la segunda mitad.

Todavía tuvieron los "encarnados" tiempo para meter el quinto, de nuevo a través de Nolito, cuyo disparo seco desde fuera del área batió al guardameta del Rio Ave, Huanderson, para cerrar su mayor goleada en lo que va de Liga.

Temas relacionados: