Agosto 24, 2012

El Porto con los colombianos va por su primer triunfo ante Vitória de Guimaraes

La segunda fecha de la Liga portuguesa se abrió con el partido entre el Académica y el Olhanense que terminó empatado 1-1, pero el duelo que se llevará la atención este fin de semana lo disputarán el sábado Porto y Vitória de Guimaraes, marcado por el cierre de la plantilla de los ‘dragones'.

La última salida confirmada de la disciplina blanquiazul ha sido la del lateral uruguayo Alvaro Pereira, vendido al Inter de Milán por cerca de 10 millones de euros, mientras que los defensas Rolando y Sereno también podrían abandonar el equipo en breve.

Por el momento, quien contra pronóstico continúa como estrella indiscutible del Porto y de la Liga lusa es el brasileño Hulk, al que se le relaciona este verano con equipos de la talla del Chelsea o el París Saint Germain.

El internacional con la ‘canarinha' será una vez más el encargado de liderar el ataque de su equipo, reforzado este año con el colombiano Jackson Martínez, para intentar mejorar la triste imagen dada en el partido inaugural de esta campaña, fuera de casa frente al modesto Gil Vicente.

El técnico de los ‘dragones', Vítor Pereira, debe decidir si repite once o si da entrada a los brasileños Danilo y Alex Sandro, que este año se postulan como titulares indiscutibles.

El Benfica, por su parte, visitará el domingo el estadio del Vitória de Setúbal, a priori un rival asequible para uno de los principales candidatos al título.

La actualidad en el equipo lisboeta también pasa por las altas y bajas de última hora, con el argentino Saviola en la puerta de salida y el portugués Eliseu cerca de firmar por el combinado luso.

Precisamente Eliseu llegaría para reforzar una posición problemática en el equipo de Jorge Jesús, el lateral izquierdo, que desde la marcha de Fábio Coentrao al Real Madrid el verano pasado no ha dado más que quebraderos de cabeza al técnico.

El técnico lisboeta, bajo presión por la falta de títulos de relevancia en los últimos dos años, ha defendido la reconversión del paraguayo Melgarejo de extremo a defensa zurdo, una apuesta que no le salió bien en el primer partido liguero, ya que dos errores suyos facilitaron los goles del Braga ante su afición.

La segunda jornada de Liga servirá para ver también el once tipo de Jesús, ya que en el primer compromiso serio de la temporada sorprendió al dejar en el banquillo a los argentinos Aimar y Gaitán.

El Sporting de Lisboa, por su parte, se medirá el lunes al Río Ave, en el que supondrá su estreno en competición oficial ante su afición.

Los ‘leones' han arrancado fuerte esta campaña debido a la eliminatoria de acceso a la Liga Europa frente al Horsens danés, cuyo partido de ida se disputó ayer y terminó con un empate a uno que deja todo abierto para la vuelta.

Tampoco pasaron de la igualada los lisboetas en el primer duelo liguero frente al Vitória de Guimaraes, con el equipo todavía en fase de adaptación debido a la llegada de nuevos jugadores y a los cambios tácticos decididos por su técnico, Ricardo Sá Pinto.

El entrenador de los verdiblancos parece optar para este año por el mismo esquema que el pasado, un 4-3-3, pero con dos mediocentros de corte defensivo y uno más ofensivo, al contrario que la temporada pasada.

El marroquí Labyad fue de los más destacados del encuentro del jueves frente al Horsens, lo que podría permitirle comenzar desde la partida.

El Sporting de Braga deberá hacer frente al Beira Mar en casa, un rival teóricamente inferior, aunque juega con el inconveniente de haber disputado el miércoles un partido de entidad, contra el Udinese italiano.

Los bracarenses remontaron y empataron a uno en la ida de la eliminatoria de acceso a la Champions ante su afición, por lo que debe economizar esfuerzos de cara al definitivo encuentro de vuelta.

El reto de ser uno de los 32 equipos que participan en la máxima competición continental es especialmente a nivel financiero para el Braga, ya que sólo acceder a la fase de grupos representa unos ingresos de 8,6 millones de euros, cuando su presupuesto total ronda los 15 millones de euros.

El resto de partidos son Moreirense-Nacional, Estoril-Paços de Ferreira y Marítimo-Gil Vicente.