Enero 25, 2013

Porto busca su tercera victoria consecutiva en Liga ante Gil Vicente

El Porto cierra la jornada el lunes con la visita del Gil Vicente a su estadio, los ‘dragones' cuentan desde esta semana con un viejo conocido de la liga lusa, el delantero brasileño de 35 años Liédson, que firmó hasta final de temporada su cesión desde el Flamengo brasileño con opción a otra.

En el terreno de las salidas, la prensa lusa informa de que tanto el brasileño Kléber, lesionado para esta jornada, como el caboverdiano Rolando dejarán próximamente de pertenecer a la plantilla blanquiazul, aunque su destino permanece aún incierto.

El Porto volverá a confiar en la capacidad goleadora del colombiano Jackson Martínez, máximo anotador con 14 dianas, si bien no podrá formar dupla con su compatriota James Rodríguez, todavía convaleciente de su lesión.

El partido entre el Benfica y el Braga, líder y tercer clasificado de la liga lusa, respectivamente, se presenta como el duelo más interesante de esta decimosexta jornada.

En la previa, el protagonista indiscutible del encuentro es el delantero brasileño Lima, quien llegó al conjunto lisboeta con la temporada ya empezada, procedente precisamente del Braga y después de enfrentarse al que hoy es su equipo.

El punta, de 29 años, cumplirá, si juega mañana, 100 partidos ligueros en Portugal, donde pasó por Belenenses, Braga y Benfica, y durante este período marcó un total de 41 tantos.

Los once goles logrados por Lima en la actual temporada, junto a la docena marcada por el uruguayo Óscar Cardozo, convierte a la dupla atacante de Benfica en una de las más efectivas del campeonato.

Los ‘encarnados' visitarán el estadio bracarense a la cabeza de la competición, con 39 puntos, pero sólo por cuestión de diferencia de goles, ya que están empatados con el Porto, situado segundo en la clasificación.

El enfrentamiento de las ‘águilas' frente a los bracanenses es, a priori, más complicado que el partido de los "dragones" contra el modesto Gil Vicente, que se encuentra en la parte baja de la tabla.

De hecho, en la primera vuelta, el Benfica contó sus partidos por victorias a excepción de su primer enfrentamiento, contra el Braga, ante el que no fue capaz de pasar del empate (2-2).

La actualidad en el Benfica viene marcada por la salida esta semana del centrocampista brasileño Bruno César al Al Alhi de Dubai por cerca de cinco millones de euros.

Sin embargo, parece alejarse la posibilidad de que el argentino Pablo Aimar -uno de los ídolos de la afición- abandone el conjunto lisboeta para embarcarse en una aventura por los Emiratos Árabes Unidos, pese a que su marcha se daba en Portugal por prácticamente cerrada.

Entre las bajas de los ‘encarnados', están el defensa argentino Ezequiel Garay y los portugueses Luisinho y Carlos Martins, todos por problemas físicos.

Frente al Benfica, el Braga espera lograr los tres puntos para mantener su estatus como tercer clasificado en Liga, posición en la que terminó las dos últimas temporadas, situándose incluso por delante del histórico Sporting de Lisboa.

Este buen trabajo fue reconocido por el seleccionador luso Paulo Bento que le ha convertido en el club que más jugadores cede al combinado nacional.

Con la cabeza de la Liga lejos (10 puntos), el objetivo de los ‘minhotos' pasa ahora por mantener a distancia con el equipo revelación de la temporada, el Paços de Ferreira, que le sigue a sólo cuatro puntos de distancia.

Al frente de su ataque se encuentra el luso-guineano Éder, máximo anotador del club con 9 goles en la liga.

El brasileño Paulo Vinícius se perderá el partido por sanción, mientras que su compatriota Douglão, el luso Nuno Coelho y el libanés Djamal tampoco podrán jugar, aunque por lesión.

Su entrenador, José Peseiro, no podrá contar con el nigeriano Elderson, reclamado por su selección para disputar la Copa África.

El Sporting de Lisboa, por su parte, espera continuar con la buena racha iniciada desde la llegada al banquillo de Jesualdo Ferreira en su duelo de este fin de semana contra el Vitória de Guimarães, tras encadenar tres victorias consecutivas.

De esta forma, los verdiblancos intentan compensar su pésimo arranque de temporada, el peor de las últimas décadas.

Ganar el encuentro le permitiría continuar su ascenso en la liga, única competición que disputa ya después de ser eliminado de Liga Europa, Copa de Portugal y Copa de la Liga.

Los vimaranenses, como se conoce a los naturales de Guimaraes, se encuentran dos puntos por encima de los ‘leones', en la sexta plaza de la tabla, por lo que los tres puntos también son fundamentales para ellos.

La jornada la completan los siguientes encuentros: Académica-Beira Mar, Marítimo-Río Ave, Vitória de Setúbal-Nacional, Moreirense-Paços de Ferreira y Estoril-Olhanense.