Marzo 1, 2013

Porto y Sporting jugarán el clásico en Portugal con presentes muy distintos

A falta de la emoción de otros tiempos, cuando el Sporting peleaba por la cima de la clasificación, el clásico puede servir a los ‘dragones' para consolidar su dominio en la Liga o ser una oportunidad para que los ‘leones' revivan.

Las estadísticas en la vigésima primera jornada colocan a los de Vítor Pereira con el viento a su favor, después de ganar 2-1 a Rio Ave y con dieciséis victorias, cuatro empates y ninguna derrota en su historial liguero esta temporada.

La estrella colombiana de Porto, Jackson Martínez, que firmó un doblete en el último encuentro y suma ya 22 goles esta campaña, comanda el voraz ataque de los ‘dragones', apoyado por su compatriota y talentoso extremo James Rodríguez.

Esta vez no contarán a su lado con el internacional portugués Joao Moutinho, quien a última hora sufrió una lesión muscular y será sustituido por el medio belga Steven Defour.

También están fuera de la convocatoria Mangala, por lesión, y el joven colombiano Héctor Quiñones y el extremo brasileño Kelvin, por decisión técnica.

Vítor Pereira evitó menospreciar al rival y tachó de "un poco irrespetuosas" las declaraciones del entrenador de Benfica, Jorge Jesús, quien afirmó esta semana que el Porto se iba a encontrar en el campo a una especie de filial del Sporting.

"Es un equipo en crecimiento, que se presenta más compacto y con las ideas más definidas", aseguró Pereira en la rueda de prensa previa al encuentro.

Por su parte, el Sporting, inmerso en una aguda crisis institucional que acabará en elecciones presidenciales anticipadas, recibe a Porto después de perder 3-1 frente a Estoril.

Jesualdo Ferreira es el cuarto entrenador de esta infructuosa temporada para el club lisboeta, que ha sido eliminado en todas las competiciones nacionales y europeas.

En las últimas dos jornadas optó por una sorprendente alineación con jugadores del segundo equipo y espera repetir en el clásico con la convocatoria el inglés Eric Dier, el portugués Joazinho y el delantero camerunés Gael Etock, que entra por primera vez en el conjunto principal.

Con las arcas del club en "quiebra técnica", según una auditoría interna, el Sporting se ha visto obligado a prescindir esta época de grandes fichajes y a vender a algunas de sus estrellas, como el lateral Emiliano Insúa al Atlético del Madrid.

Aún así se aferra a veteranos como el español Diego Capel y al efectivo ataque del holandés Van Wolfswinkel, el mejor goleador del conjunto con trece tantos en todas las competiciones, aunque apagado en los últimos encuentros.

Ferreira reconoció la distancia entre Sporting y Porto, pero argumentó que otros factores pueden decidir el partido, como la "irreverencia" de su equipo frente a la "experiencia" del rival o el "control emocional" de un clásico en el estadio de Alvalade.

Por su parte, Benfica, igualado a 52 puntos con el Porto pero con una menor diferencia de goles, visita este domingo la ciudad norteña de Aveiro para enfrentarse al Beira-Mar, que ocupa el penúltimo puesto de la tabla.

Después de quedar eliminado frente a Braga en las semifinales de la Copa de la Liga, los de Jorge Jesús esperan consolidar su senda de victorias en el campeonato principal y confían en un tropiezo del Porto para adelantarse en la tabla.

La disputa por el tercer puesto, a partir del cual se opta a las competiciones europeas, sigue esta jornada entre el tercero Paços Ferreira y el cuarto Braga, a los que les separa un punto.

El equipo de los ‘arsenalista'", que ganó 3-2 a Vitoria de Guimaraes en la anterior jornada, juega este lunes frente a Olhanense, en el decimocuarto puesto de la clasificación.

Por su parte, Paços Ferreira intentará defender este sábado en casa su plaza ante el Vitória de Setúbal, después del batacazo frente a Benfica (3-0) de la semana anterior.

La jornada se completa este domingo con los encuentros entre Marítimo y Moreirense, Gil Vicente y Nacional, y Rio Ave y Estoril, mientras que Vitória Guimares y Académica se enfrentan este lunes.