Mayo 10, 2013

Ante Benfica, Jackson y James batallarán por el trono de la Liga de Portugal

Con apenas seis puntos en juego, el tropiezo del sólido Benfica el pasado lunes ante el Estoril (1-1) resucitó al Porto, que ya había dado por perdido el título de campeón y al que ahora un triunfo le pondría en cabeza de la Liga.

A pesar del resbalón, las cuentas continúan más fáciles para el líder, que se consagrará campeón en el estadio de su acérrimo rival si vence.

Un empate también sería un buen resultado, pues llegaría a la última jornada dependiendo de sí mismo en su estadio Da Luz frente a un rival que puede estar descendido, el Moreirense.

Aparte de sus estrellas colombianas Jackson Martínez, máximo anotador liguero con 25 tantos, y James Rodríguez, Pereira recuperó al lateral zurdo Alex Sandro, internacional brasileño.

El entrenador de Benfica, Jorge Jesús, desdramatizó que el partido del estadio Do Dragão se dispute cuatro días antes de la final de la Liga Europa ante el Chelsea.

"El mensaje para este partido es completamente diferente de aquel que se transmite para un partido de la Liga Europa. Para el Benfica, el partido Do Dragão no acaba allí. Para el otro equipo, si pierde, sí", analizó Jesús.

"El Porto estará con sus aficionados, en un estadio complicado, pero estamos con confianza, porque tenemos un gran equipo. También fuimos a jugar el derbi con el Sporting y estuvimos perdiendo 1-0, pero remontamos y eso muestra la mentalidad del equipo", destacó el argentino Eduardo Salvio, una de las estrellas del equipo.

No en vano, Do Dragão, donde el Porto no pierde hace cuatro años y medio, registrará un lleno absoluto, con 52.000 espectadores.

La principal duda de Jesús será el medio argentino Enzo Pérez, quien se retiró en el choque ante el Estoril con molestias físicas.

Enfrente, el técnico de Porto, Vítor Pereira, se exaltó por haber llegado con opciones de revalidar el título después de ir a remolque durante varios meses y prometió un equipo "bien preparado y motivado".

"En este momento el Benfica es el primero, después del partido vamos a ver quién será. Lo que es fundamental es llegar primero al final del campeonato, pues eso da derecho al título. Los títulos no se dan ni se compran", manifestó Pereira, quien recientemente insinuó favores arbitrales para su rival.

Porto, que suma 26 entorchados ligueros frente a los 32 del Benfica, se pondría un punto por delante en caso de vencer mañana y debería defender su ventaja en la última jornada ante el Paços de Ferreira, la revelación del campeonato.