Mayo 24, 2013

James Rodríguez se sitúa entre los mejores negocios del Porto en su historia

James, enganche de 21 años, era considerada la principal estrella del equipo desde la salida del brasileño 'Hulk', el pasado mes de septiembre, aunque su rendimiento este año fue de más a menos, influido por una lesión que le mantuvo alejado de los terrenos de juego mes y medio a principios de 2013.

Si comenzó la temporada como líder del conjunto blanquiazul y disputaba habitualmente los 90 minutos, el futbolista de la selección tricolor acabó siendo sustituido con frecuencia en la segunda mitad e incluso empezó desde el banquillo en duelos clave, como el de octavos de Liga de Campeones contra el Málaga.

En verano de 2010, el colombiano fue contratado con sólo 18 años procedente del Banfield argentino por los 'dragones', que abonaron 5,1 millones de euros por el 70% de su pase.

Desde entonces, el club acometió varias operaciones con un fondo de inversión luxemburgués, una práctica habitual entre los grandes equipos de Portugal, que compran y venden los derechos de los jugadores para obtener liquidez y reducir el riesgo en sus fichajes.

Según la información facilitada a la Comisión del Mercado de Valores por el club, que debe prestar cuentas a la Bolsa de Lisboa por su condición de firma cotizada, el Porto vendió la mitad del pase que estaba en sus manos (35 %) en diciembre de ese mismo año por 2,5 millones de euros al fondo 'Gol Football Luxembourg'.

Cinco meses más tarde, adquirió el 30 % de los derechos del jugador que estaban en manos de la empresa 'Convergence Capital Partners' por 2,25 millones de euros más.

El crecimiento de James como futbolista y su espectacular rendimiento provocó una rápida revalorización, y en febrero de 2013, el porto pagó casi cuatro veces más para recomprar el 35 % del pase vendido dos años y medio antes a 'Gol Football Luxembourg': 8,75 millones de euros.

Hechas las cuentas, la inversión en el talentoso jugador rondó los 13 millones de euros, pero su salida ha reportado ahora 45 millones, exactamente el mismo valor que figuraba en su cláusula de rescisión.

De esta forma se deduce un beneficio superior a los treinta millones de euros a falta de conocer los detalles de la transferencia, ya que deben descontarse las comisiones.

En términos absolutos, apenas la transferencia de su compatriota Falcao al Atlético de Madrid ha sido más rentable para 'los dragones', con una plusvalía cercana a los 35 millones de euros.

Sin embargo, en este caso, las comisiones a pagar a diferentes empresas de representación de jugadores y otras firmas ascendieron finalmente a 20 millones de euros, lo que redujo notablemente el margen de beneficio.

La venta tanto de Falcao como de James fue gestionada por el considerado como el más importante agente de jugadores del mundo, el portugués Jorge Mendes, que también negoció ahora la salida de otro futbolista clave del Porto con dirección al Mónaco, Joao Moutinho.

En el caso del internacional portugués, la rentabilidad extraída por el conjunto blanquiazul no fue tan alta, ya que pagó 11 millones de euros en verano de 2010 para hacerse con sus servicios al Sporting de Lisboa y se ha desprendido de él por 25 millones.

'Los dragones' también vendieron parte de sus derechos (exactamente un 37,5 %) a un fondo de inversión llamado 'Mamers B.V.', localizado en Ámsterdam, a cambio de poco más de 4 millones de euros.

Como en el caso de James, el centrocampista luso se revalorizó y el Porto acabó por recomprar este porcentaje en dos operaciones.

Una que tuvo lugar en agosto de 2011 y en la que pagó esos mismos 4 millones pero únicamente por el 22,5 % de su pase, y otra, el 30 de enero de este año, cuando adquirió el 15 % restante por 3,3 millones más.

De esta forma, el coste total para el club rondó los 14 millones de euros, aunque además deberá pagar una cuarta parte de la cantidad recibida ahora por Moutinho a su equipo de origen, el Sporting de Lisboa, para cumplir así con una de las cláusulas acordadas por su fichaje.

De este modo, quedaría una plusvalía inferior a los seis millones de euros.

Temas relacionados: