Agosto 1, 2013

Rodrigo Lima no prometió un número de goles para esta temporada con Benfica

"No trazo metas, pero quiero marcar muchos goles", afirmó a los periodistas Lima, quien está a punto de cumplir 30 años.

Contratado la pasada temporada procedente del Sporting de Braga a cambio de 5 millones de euros, el delantero de Monte Alegre (Estado de Pará) firmó un excelente debut en el coloso Benfica, donde se proclamó segundo mejor artillero del campeonato con 20 dianas detrás de los 25 goles de Jackson Martínez (Porto).

"Jugar en el Benfica es una gran responsabilidad, porque aquí hay que ganar siempre. Toda mi carrera se basó en la superación, incluso cuando las cosas no me fueron bien. Fui siempre perseverante y creí en mí", aseveró Lima.

El futbolista enfrentó un recorrido repleto de obstáculos con más oscuros que claros hasta sus 26 años, cuando regresó al fútbol luso por segunda vez al servicio del Belenenses en el 2009.

Un año más tarde, después de despuntar por su acierto goleador y velocidad, su carrera vivió una segunda juventud al fichar por el Sporting de Braga donde jugó la Liga de Campeones y con el que compartió el título de máximo goleador en la 2011-2012 con el paraguayo Óscar Cardozo.

La última temporada fue esencial en el ataque del Benfica, con el que rozó los títulos de Liga, Copa y Liga Europa, y sus buenas actuaciones llevaron a muchas voces a pedir su nacionalización portuguesa para representar a la selección capitaneada por Cristiano Ronaldo.

Este sábado Lima, quien tuvo un errático y discreto paso en los clubes de su país, se medirá a sus compatriotas del Sao Paulo en la Eusébio Cup.

"Estoy contento. Hace cinco años que estoy fuera de Brasil y creo que el fútbol brasileño ha evolucionado. No tengo amigos en el Sao Paulo, pero Rógerio Ceni es un ídolo", asumió el delantero.