Agosto 7, 2013

Oscar Cardozo pide perdón y regresa a los entrenamientos del Benfica

"Aprovecho para pedir disculpas a los benfiquistas por mi actitud, al presidente, a los dirigentes y a los colegas, así como al cuerpo técnico", manifestó el delantero al canal Benfica TV.

El pasado mayo, Cardozo, de 30 años, empujó a su entrenador Jorge Jesús en la final de la Copa de Portugal, perdida en los últimos diez minutos ante el Guimaraes 2-1 cuando el paraguayo ya había sido sustituido.

El gesto fue interpretado como una grave falta de respeto al cuerpo técnico y a los aficionados y llevó a la directiva a intentar traspasar al delantero al Fenerbahçe turco, cuya última oferta no satisfizo a la dirección lusa, que pedía al menos 15 millones.

El máximo anotador extranjero en la historia de la entidad, con más de 150 dianas, tiene contrato con el club portugués hasta el 2016 -renovó el pasado enero- y una cláusula de 60 millones de euros, una de las más altas del plantel.

Tan discutido como idolatrado entre la masiva hinchada del Benfica, Cardozo es ya una leyenda goleadora desde que ingresase en el club lisboeta en verano del 2007 procedente del Newell's Old Boys argentino a cambio de unos 12 millones de euros, un traspaso récord en la época.

Dos veces máximo artillero de la Liga portuguesa (2010 y 2012), el espigado delantero (1,93 metros) sobresale por su demoledor pie izquierdo y su oportunismo. En el Benfica, su título colectivo más notable fue una Liga (2010).