Diciembre 7, 2013

Jackson Martínez se apuntó un doblete en el Porto 2-0 Braga

Con el mexicano Herrera muy activo en la presión -como hacía su antecesor en el puesto, el portugués Moutinho- y el belga Defour en el lugar del sancionado Fernando, el Porto mereció la victoria ante un Braga difícilmente reconocible y que se vio largamente superado por los locales en la segunda mitad.

Los tres puntos también dan un respiro al entrenador de los blanquiazules, Paulo Fonseca, al que se ha criticado duramente después de los malos resultados obtenidos tanto en Liga de Campeones como en el campeonato nacional.

En la primera mitad apenas se registraron ocasiones y la mejor oportunidad estuvo en los pies del centrocampista luso Josué, que en el minuto 33 probó con un disparo fuerte desde dentro del área al portero rival, Eduardo, que desvió el balón a una mano y la mandó a córner.

Después del descanso, el Porto dio mejor imagen gracias en buena parte al tanto de Jackson Martínez, que llegó muy pronto, en el 47. Un error en la salida del balón del central brasileño Aderlan Santos lo aprovechó el lateral zurdo Álex Sandro, internacional con la ‘canarinha', que colocó un buen centro para que Jackson acomodara la pelota con su zurda y estrenara el marcador.

El colombiano tuvo suerte ya que su disparo chocó en un defensa, lo que desvió la trayectoria del balón y despistó al guardameta rival.

Con el marcador a favor, los ‘dragones' llegaron con asiduidad al área contraria, aunque el segundo gol se hizo esperar.

A falta de diez minutos para el pitido final, una gran jugada personal del portugués Varela dentro del área acabó en un centro que el punta colombiano no desaprovechó y empujó con la cabeza a la red, su décimo tanto en Liga.

El Braga entrenado por Jesualdo Ferreira volvió a mostrar sus carencias y continúa lejos del rendimiento que exhibió en las últimas temporadas, por lo que se mantiene en mitad de la tabla.

En el resto de la jornada del sábado, la nota más destacada fue la clara victoria del pujante Estoril sobre un deprimido Paços de Ferreira por 0-3, tres puntos que colocan al conjunto lisboeta en la cuarta posición en la tabla.

En su primer acercamiento a la portería rival, el extremo Javier Balboa -ex jugador de Real Madrid y Benfica, entre otros, e internacional con Guinea Ecuatorial- no desaprovechó un error de la defensa local, apareció solo desde la banda izquierda y batió al portero contrario tras un gran pase del delantero brasileño Sebá.

El Paços no le perdió la cara al duelo e intentó reaccionar, pero su falta de puntería la pagó cara y en los últimos quince minutos de partido, los brasileños Joao Pedro Galvao y Bruno Lopes -recién incorporados desde el banquillo- marcaron dos goles más y finiquitaron el compromiso.

Los dos equipos fueron la revelación la pasada temporada, y sin embargo este año presentan trayectorias radicalmente distintas. Mientras el Paços ha pasado de tener la oportunidad de jugar Liga de Campeones a ocupar el ‘farolillo rojo', el Estoril mantiene su línea ascendente.

En el otro encuentro, el Vitória de Guimaraes y el recién ascendido Belenenses firmaron un triste empate a cero en un duelo sin emoción, con escasas ocasiones, un resultado decepcionante sobre todo para los locales, que acudían al partido como favoritos.

Viernes:

Benfica 2 - Arouca 2

Sábado:

Paços de Ferreira 0 - Estoril 3
Vitória Guimaraes 0 - Belenenses 0
Porto 2 - Sporting Braga 0

Domingo:

Marítimo - Nacional
Olhanense - Rio Ave
Gil Vicente - Sporting Lisboa

Lunes:

Vitória Setúbal - Académica Coimbra

Temas relacionados: