Enero 1, 2014

Ricardo Quaresma regresa al Porto para reanimar su carrera

El futbolista, que perdió su lugar en la selección portuguesa entrenada por Paulo Bento, fue recibido entre aplausos por los miles de aficionados que acudieron este miércoles al centro de entrenamientos del Porto para presenciar la primera sesión de trabajo del año, en la que ya participó junto al resto de sus compañeros. 

Quaresma, de 30 años, se había desvinculado del que fuera su último equipo, el dubaití Al Ahli, y desde mayo no disputa ni un solo partido.

"En 2014 deseo volver a ser feliz", asumió el jugador en declaraciones al canal del club, en las que reconoció sentirse contento por volver a Portugal.

El futbolista agradeció la confianza depositada en él y prometió ayudar al vigente campeón de la Liga lusa a conseguir títulos.

Quaresma surgió de la prolífica cantera del Sporting de Lisboa y con apenas 19 años fue traspasado por seis millones de euros al Barcelona, altura en la que era señalado como el heredero de Luís Figo.

Sólo pasó en el conjunto culé una temporada, tras lo que regresó a Portugal, concretamente al Porto, donde triunfó y logró que su cotización volviera a dispararse.

En verano de 2008 fue traspasado al Inter de Milán a cambio de 18 millones de euros, pero en su primer año los responsables del equipo italiano decidieron cederlo al Chelsea inglés, donde no cuajó.

De vuelta a Italia, apenas jugó trece partidos en la siguiente temporada -sólo tres de ellos como titular-, tras lo que llegó al Besiktas en una operación que rondó los siete millones de euros.

El futbolista luso sí mostró su calidad en el fútbol turco pero acabó siendo apartado del equipo por motivos disciplinarios.

Quaresma recaló en el dubaití Al Ahli en enero de 2013, aunque en mayo decidió no prolongar su contrato.

Según la prensa lusa, el internacional portugués rescindió hace meses su contrato con el que era su agente desde hacía más de diez años, Jorge Mendes, conocido por representar a nombres de la talla de Cristiano Ronaldo o José Mourinho.

En una entrevista concedida a la televisión del club, el presidente de los ‘dragones', Nuno Pinto da Costa, admitió que Quaresma "tendrá dificultades" inicialmente para adaptarse, aunque se mostró confiado en sus posibilidades.

Su entrenador, Paulo Fonseca, destacó asimismo que el jugador se encuentra "entusiasmado y motivado" por demostrar su valía.