Octubre 5, 2014

El Porto venció 2-1 al Braga con anotación de Juan Fernando Quintero

Los lisboetas no lograron inaugurar el marcador hasta el minuto 75, pero una vez quebrada la heroica defensa del conjunto rival los goles se sucedieron sin piedad en un encuentro marcado por los estrenos del delantero brasileño Jonas -que incluso anotó uno de los goles- y del central argentino Lisandro López.

En Dragao, el Porto afrontaba un complicado envite contra el siempre competitivo Sporting de Braga, que apenas contaba antes del pitido inicial con un punto menos que su rival.
El partido, de máxima rivalidad, era clave para las aspiraciones de los ‘dragones', a los que tres empates consecutivos en Liga han dejado sin liderato y a cuatro puntos del Benfica.

El duelo fue parejo, sobre todo en la primera mitad. El defensa holandés Martins Indi hizo el primero en el minuto 25 tras un tiro de esquina botado por el español Cristian Tello que Maicon peinó desde el primer palo y le llegó franco al segundo.

La respuesta de los bracarenses fue inmediata. Un error en el pase del argelino Brahimi -muy activo y eléctrico durante los noventa minutos- fue aprovechado por el delantero caboverdiano Zé Luís, que se aprovechó de su velocidad para entrar en el área y batir a Fabiano.

Conscientes de los riesgos de un nuevo tropiezo frente a su afición, los jugadores de Julen Lopetegui presionaron arriba y a punto estuvieron de volverse a adelantar a través del lateral brasileño Danilo, cuyo disparo se estrelló en el poste poco antes del descanso.

En la reanudación, el técnico español retiró a su compatriota Marcano -que ha jugado de pivote defensivo en los dos últimos duelos- y al mexicano Héctor Herrera para dar entrada al jovencísimo Rubén Neves, de 17 años, y el colombiano Juan Quintero, a la postre decisivo.

Con la media renovada, el ansiado tanto local llegó en el minuto 57 gracias un gran zurdazo de Quintero desde el borde del área a pase de Brahimi, que recuperó un balón clave y asistió a su compañero.

El Braga no bajó los brazos y volvió a estar a punto de igualar inmediatamente después, en una jugada en la que el defensa brasileño Santos envió el balón al palo en una falta muy lejana.

Hasta el pitido final, el conjunto blanquiazul intentó gestionar el resultado y acabó por lograr tres puntos no sin sufrimiento que le permiten regresar a la segunda posición de la tabla.

A la misma hora en el Estadio da Luz de la capital lusa, el Benfica afrontaba un a priori sencillo partido frente al humilde Arouca, que sin embargo vendió más cara la derrota de lo esperado.

En el minuto diez, a punto estuvo de adelantarse a través del extremo portugués Pintassilgo, y mediada la primera mitad un disparo del lateral español Iván Balliu rebotó en Luisao y a punto estuvo de sorprender al portero brasileño Artur, hoy titular en las "águilas" debido a los problemas físicos de su compatriota Júlio César.

La ausencia del argentino Enzo Pérez, que se cayó de la convocatoria a última hora por lesión, fue una baja sensible para los hombres entrenados por Jorge Jesús, que entregó la maneja del equipo al centrocampista griego Samaris.

En la segunda mitad, los locales entraron mejor al terreno de juego y las oportunidades fueron llegando. Una de las mejores fue un remate al palo en un cabezazo de Lisandro López, en el minuto 67.

Tuvo que ser la joven perla brasileña de los lisboetas Talisca la que tranquilizara a la afición con su sexto tanto esta campaña. Desde la mediapunta tiró una pared con su compatriota Derlei y en velocidad entró al área y cruzó el balón lejos del portero rival.

Ya más relajado, el Benfica comenzó a carburar y cuatro minutos más tarde un gran desborde por banda del argentino Salvio -uno de los más destacados hoy- fue remachado a gol por Derlei.
El extremo argentino fue el autor del tercero de cabeza tras asistencia del holandés Olá John, que volvió a poner un pase de gol instantes más tarde, en esta ocasión para Jonas, que sólo tuvo que empujarla.


En la zona media de la tabla, el Pacos de Ferreira remontó al Marítimo y se impuso por 3-2 con doblete del delantero portugués Bruno Moreira y otro tanto del brasileño Paraiba.

Al equipo madeirense no le bastó con los dos goles del punta de Níger Maazou, y acabó con diez por expulsión del brasileño Fransérgio a falta de veinte minutos para el final.

El colista, el Gil Vicente, logró un empate a uno en casa frente al Estoril -equipo que actualmente disputa la fase de grupos de la Liga Europa-. El nigeriano Nwankwo para los locales y el brasileño Kléber de penalti para los visitantes fueron los autores de los tantos.

Por su parte, también en la zona baja de la clasificación, el duelo entre Académica de Coimbra y Moreirense terminó en cero a cero, mismo resultado que en el Nacional-Rio Ave.

El último encuentro de esta séptima jornada de Liga en Portugal fue el que enfrentó a Belenenses y Vitória de Setúbal, que acabó en tablas (1-1) con goles de los brasileños Deyverson y Schmidt, respectivamente.

Resultados y clasificación:

Viernes:

Vitória Guimaraes 3 Boavista 0

Sábado:

Penafiel 4 Sporting Lisboa 0

Domingo:

Académica 0 Moreirense 0
Pacos Ferreira 3 Marítimo 2
Gil Vicente 1 Estoril 1
Benfica 4 Arouca 0
Porto 2 Braga 1
Nacional 0 Rio Ave 0
Belenenses 1 Vitória Setúbal 1

Temas relacionados: