Mayo 22, 2015

En el juego que pudo ser la despedida de Jackson Martínez, Porto venció 2-0 a Penafiel

En la trigésimo cuarta y última jornada del campeonato luso, el estadio de Do Dragão recibió a sus jugadores con un silencio incómodo que se mantuvo durante todo el encuentro, sabedores de que su equipo ya no se jugaba nada después de que el Benfica se proclamara campeón de la Liga en la jornada previa.

Su rival, el modesto Penafiel, también afrontaba el encuentro sin ninguna motivación, ya que certificó su descenso a segunda división dos semanas atrás.

El español Julen Lopetegui aprovechó el partido para dar entrada a algunos jugadores que no acostumbran a formar parte del once inicial, como el mexicano Diego Reyes y el español José Ángel, aunque también alineó a algunos habituales como el delantero colombiano Jackson Martínez.

Martínez, que lidera la tabla de goleadores con 21 tantos y a tres aciertos de distancia del benfiquista Jonás, quiso aprovechar sus últimos minutos en Liga para certificar su título de máximo goleador, pero acabó el encuentro en blanco.

En un partido apenas sin ritmo en el que se pudo percibir que ninguno de los dos equipos se jugaba nada, fueron los cambios efectuados por Lopetegui en la segunda parte los que animaron el encuentro y desterraron el empate a cero en el marcador.

Corría el minuto 82 cuando el brasileño Evandro, que había entrado justo tras el descanso, envió un balón a Aboubakar -que también había entrado en la segunda parte- que el camerunés envió a las redes del Penafiel con un toque sutil.

Aboubakar volvió a alzarse como protagonista en el tiempo de descuento, colando un pase entre la defensa visitante que llegó a las botas de Danilo, quien no dudó en firmar su despedida de los ‘dragones' con un gol.

El brasileño, que jugará en el Real Madrid la próxima temporada, puso el resultado definitivo en el marcador cuando gran parte de los aficionados del Porto ya habían abandonado el estadio.

El resto de partidos de la jornada se disputarán el sábado, cuando se decidirá la disputa entre el Vitória Guimarães y el Sporting de Braga por el cuarto puesto, que actualmente ocupa el último y que podría dar acceso a la Liga Europa sin necesidad de jugar la fase previa.

Igualmente, el Paços de Ferreira, el Beleneneses y el Nacional de Madeira luchan por conseguir el sexto puesto, que también da acceso a la competición europea.

El campeón Benfica se enfrentará en casa al Marítimo, mientras que en la zona baja de la tabla ya no se juega nada, puesto que Penafiel y Gil Vicente están matemáticamente descendidos. 

Temas relacionados: