Octubre 25, 2015

Teófilo Gutiérrez se reportó con anotación en el 0-3 de Sporting a Benfica

El Estadio de la Luz recibió a sus jugadores con sus mejores galas, una enorme pancarta que rezaba "Nada ni nadie es mayor que el Benfica" y una sonora pitada cuando se anunció el nombre de Jorge Jesús por megafonía.

Pero precisamente la estrategia de Jesús fue lo que frustró los primeros intentos encarnados del partido, jugando con una defensa adelantada que provocó dos fueras de juego de las ‘águilas' en los primeros minutos.

Mucho más seguro sobre el césped, no sorprendió que el Sporting fuera el primero en llegar con acierto a la portería contraria.

En el minuto 9, el ‘león' Adrien aprovechó una pérdida de balón de André Almeida para enviar un pase al corazón del área, donde el colombiano Teo Gutiérrez superó la salida de Júlio César para mandar la pelota al fondo de las redes.

El gol cayó como un jarro de agua fría sobre los pupilos de Rui Vitória, que intentaron reaccionar y acercarse a la portería de Rui Patricio, pero no consiguieron crear peligro.

La inseguridad defensiva del Benfica volvió a salirle cara en el minuto 21, cuando el argelino Slimani se alzó entre Luisão y Jardel para cabecear un pase cruzado de Jefferson y ampliar la ventaja en el marcador.


La primera ocasión de peligro de las ‘águilas' no llegó hasta el minuto 29, cuando André Almeida hiló una buena jugada por la derecha y le puso el balón a Jonás, que remató a portería, pero la pelota se perdió por encima del larguero.

Perdiendo en casa, ante el rival capitalino y ante un exentrenador al que se le había colgado el cartel de "traidor", el Benfica no consiguió reaccionar y fue el Sporting quien terminó aumentando su ventaja en el marcador.

En el 36, los de Jorge Jesús lanzaron un contraataque que acabó con un remate de Slimani que esta vez sí despejó Júlio César, pero el balón cayó en los pies del costarricense Bryan Ruiz, quien no falló.

El Benfica intentó arreglar la situación en el inicio de la segunda parte con un remate de Gaitán que se fue por un lado de la portería, pero más cerca estuvo de marcar el Sporting minutos después, cuando Ruiz sirvió un pase a Jefferson a la entrada del área que creó dificultades a Júlio César.

Con el pasar de los minutos y la victoria cada vez más cerca, comenzaron a escucharse "olés" en la grada que ocupaban los seguidores del Sporting.
La suerte volvió a fallar al Benfica cuando Fejsa, que había entrado tras el descanso, se lesionó y obligó a Rui Vitória a sacar a Pizzi.

Las ‘águilas' disfrutaron después de dos ocasiones de peligro, gracias a una pelota que recuperó el mexicano Raúl Jiménez, quien después no superó el cara a cara con Rui Patricio, y a un remate de Samaris que pasó rozando el larguero.

Los intentos animaron a la hinchada benfiquista, que aumentó el volumen de sus cánticos y reclamó sonoramente un penalti en el 82 a Mitroglou, pero el árbitro entendió que se había tirado y le mostró amarilla.

A pocos minutos del final, el Benfica estuvo a punto de convertirse en su peor enemigo después de que Luisão retrasara el balón a portería con demasiada fuerza, lo que obligó a Júlio César a correr para evitar el autogol y dejó al portero tocado.