Enero 3, 2012

David Beckham no irá al París Saint-Germain

"Sí, se terminó", comentó el brasileño, quien agregó que "Es una pena" porque el futbolista "tenía muchas ganas de venir a París. Pero el bienestar de su familia en Los Ángeles y la voluntad de no cambiar todo en su vida pesó".

El anuncio que hizo oficial que el jugador de 36 años no aterrizará en París puso fin a un culebrón de que se inició el pasado septiembre, cuando el propio Leonardo evocó la posibilidad de reclutar al ex del Manchester United y del Real Madrid.

Beckham terminaba contrato con Los Ángeles Galaxy a finales de año y el dinero catarí de los nuevos dueños del PSG, que se gastaron más de 85 millones de euros en fichajes en verano, hacía posible que un jugador con el "glamour" del inglés llegase a un club que aspira a convertirse en "un grande de Europa" a golpe de talonario.

La prensa francesa incluso publicó el que hubiera sido el salario del marido de la 'Spice Girl' Victoria y que ascendía a 800.000 euros brutos al mes, una cifra controvertida en Francia, un país poco habituado a que los futbolistas perciban semejantes sueldos.

Incluso la semana pasada, durante la presentación del nuevo técnico del PSG, el italiano Carlo Ancelotti, el responsable deportivo del club no cerró del todo la puerta al codiciado fichaje de Beckham.

"No está cerrado (...). Tiene una vida hecha en Los Ángeles y es difícil cambiar algo así", avanzó Leonardo.

Según el diario "L'Équipe", el inglés podría prolongar su contrato con Los Ángeles Galaxy e intentar entrar en la convocatoria para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Londres el próximo verano, su prioridad deportiva del año.

"Siempre dijó que su familia sería su criterio prioritario para decidir su futuro al término de su contrato. Hay que admitirlo: su mujer, sus hijos y él mismo adoran su vida en Los Ángeles", señala "L'Équipe", citando a una fuente próxima del caso.

Según "Le Monde", el objetivo ahora es el fichaje del brasileño del AC Milán Alexandre Pato, de 22 años, que entusiasma menos al departamento de marketing del club pero que es la prioridad de Ancelotti.