Marzo 4, 2013

Director deportivo del PSG generó polémica al decir que su equipo es el mejor de Francia

"Puede que nosotros tengamos un equipo para Europa, basado en el talento, en la calidad de las contrataciones, no para jugar este tipo de partidos", aseguró Leonardo tras el encuentro que supuso la quinta derrota liguera del PSG.

"Prepotencia" o "suficiencia" es lo más suave que ha escuchado el brasileño a partir de unas palabras que han molestado tanto fuera del club de la capital como dentro.
De hecho, la prensa interpreta esas declaraciones como una nueva provocación de Leonardo hacia los propietarios cataríes de la entidad, en vistas de abandonar el club al final de temporada.

En cualquier caso, la polémica provocada por las declaraciones del director deportivo se producen a pocos días de la vista del Valencia, un encuentro vital para que el multimillonario proyecto parisiense se meta en cuartos de final de la máxima competición europea.

Aunque el PSG tiene bien encarrilada la eliminatoria, tras el 1-2 cosechado en Mestalla, el club se juega mucho en la vuelta, porque sería difícil explicar que el club que más dinero ha invertido en fichajes no estuviera entre los ocho mejores de Europa.

Por ello, las palabras de Leonardo enturbian el ambiente del equipo en un momento clave de la temporada, lo que se suma a la quinta derrota concedida en liga.
Es el segundo partido que el PSG pierde en los últimos cuatro partidos, una serie que queda oculta tras las dos victorias, una en liga y otra en copa, concedidas con solvencia contra el Olympique de Marsella.

Una relación de resultados que parece dar la razón a Leonardo cuando indica que su club se siente más cómodo y motivado cuando enfrente tiene a un rival de peso y pierde el apetito frente a los equipos más modestos.

Zlatan Ibrahimovic, autor de dos goles en el último duelo contra el Marsella y auténtico motor anotador del equipo en la primera parte de la temporada, aparece menos cuando el rival es menos importante, hasta el punto de ser ‘abucheado' por su público en los últimos encuentros disputados en el Parque de los Príncipes.

Otros miembros del plantel también son acusados por los hinchas de elevar el nivel cuando más atención mediática suscita el equipo y de bajarlo en los campos menos prestigiosos.

Es el caso del argentino Javier Pastore, brillante contra el Valencia en Mestalla y opaco frente al Reims.

Una actitud mediática del equipo que se ha acrecentado con la llegada de David Beckham, de 37 años, en cuyo fichaje muchos comentaristas ven más un efecto mediático que deportivo.

El propio Leonardo se encargó la semana pasada de saldar cuentas con los críticos con la llegada del inglés después de que, frente al Marsella, diera una asistencia a Ibrahimovic.

Temas relacionados: