Octubre 7, 2013

Mónaco y PSG monopolizan la Ligue 1 de Francia

Ambos lideran la clasificación, empatados a puntos pero con una mejor diferencia de goles del lado de los del Principado, sin conocer la derrota y con una ventaja considerable con el resto cuando se han disputado las primeras 9 jornadas del campeonato. 

El Olympique de Marsella, el más indicado para romper el binomio de millonarios, demostró el domingo, que no está en condiciones de rivalizar con ellos.

Pese a que jugó una hora con un hombre más, por la expulsión del Thiago Motta en una jugada que dio lugar a un penalti a favor, el Marsella vio como el PSG remontaba con tantos de Maxwell e Ibrahimovic.

"No somos un equipo grande", afirmó resignado al término del encuentro el jugador Mathieu Valbuena. "Tenemos que subir un escalón para enfrentarnos a equipos con plantillas importantes y mucho dinero", agregó el entrenador, Elie Baup.

El Olympique, subcampeón de Francia, demostró que la diferencia entre ambos de la pasada temporada se ha agrandado a medida que el flujo de millones procedentes de los propietarios cataríes ha ido llegando al club.

Hacía 5 años que el PSG no ganaba en el Estadio Velódromo de Marsella y, con ese triunfo, firmó su mejor inicio de liga desde 1996.

El sistema de Laurent Blanc ha demostrado tener un gran sentido colectivo y ha marcado en todos los encuentros ligueros, aunque sin que ninguno de sus atacantes haya destacado particularmente.

El uruguayo Edison Cavani es el máximo goleador, con 4 dianas, aunque su peso en el equipo es todavía inferior a lo que augura su estatus de futbolista más caro de la historia del fútbol francés.

El equipo no ha perdido esta temporada ningún partido oficial y, después de un inicio algo dubitativo, con dos empates en los dos primeros partidos, ha sumado todas las victorias, salvo la igualada contra el Mónaco en el Parque de los Príncipes.

También en Europa sus prestaciones han causado sensación, con dos goleadas en las dos primeras jornadas de la Liga de Campeones, ante el Olympiakos y el Benfica, impulsados por un gran Zlatan Ibrahimovic.

El Mónaco se apoya más en sus individualidades, sobre todo en el colombiano Radamel Falcao, autor de siete de las 16 dianas del equipo. El joven francés Emmanuel Rivière le da la réplica con seis goles, lo que le convierten, a sus 23 años, en la revelación de la temporada.

Juntos conforman la dupla ofensiva más temible del campeonato y son la punta de lanza de un equipo que el italiano Claudio Ranieri ha dotado de una gran solidez, con solo cinco goles concedidos.

El colombiano James Rodríguez, comprado al Porto por 45 millones, comienza a demostrar su calidad, tras un periodo inicial de adaptación. En el último encuentro, frente al Saint-Etienne el pasado sábado, dio las dos asistencias de gol.

El atacante argentino Lucas Ocampos, de 19 años, llegado al Principado hace dos años procedente del River Plate, marcó su primer tanto esta temporada.

El magnate ruso Dmitri Rybolovlev ha dotado al equipo de los medios financieros para convertirlo en un grande, pese a que recién ascendido a primera división todavía no puede pasear su fortaleza por Europa.

Al igual que el PSG, el Mónaco sólo ha cedido tres empates, pero su juego denota una gran seguridad lo que, sumado a la menor fatiga que arrastran sus hombres por no tener competición continental, le convierten para muchos en el gran favorito al título.

Temas relacionados: