Enero 10, 2015

El PSG no aprovechó el tropiezo del Marsella y perdió 4-2 ante el Bastia

Un tropiezo que cuestiona la decisión del conjunto parisino de sancionar económica y deportivamente a dos de sus principales estrellas, el uruguayo Edinson Cavani y el argentino Ezequiel Lavezzi, que no viajaron a Córcega tras ser suspendidos con dos encuentros por el club al prolongar sin consentimiento el período vacacional navideño.

Ausentes Cavani, segundo máximo goleador en Liga del equipo con siete tantos, y Lavezzi, el también argentino Javier Pastore y el brasileño Lucas Moura fueron los encargados de acompañar al sueco Zlatan Ibrahimovic en la ofensiva del PSG.

Moura abrió el marcador (0-1) para los visitantes a los diez minutos de juego, ventaja que dobló Adrien Rabiot, de 19 años, titular en la medular en detrimento de Marco Verratti, que firmó el 0-2 para el París Saint Germain a los veinte minutos.

Un marcador que hacía pensar en una cómoda victoria para los de Laurent Blanc, incluso con el penalti, tras una mano del lateral holandés Gregory van der Wiel, que permitió al Bastia recortar distancias (1-2) apenas superada la media hora de juego.

Ese gol supuso el inicio de la espectacular remontada del equipo local, que igualó la contienda (2-2) con un tanto de cabeza del central Francois Joseph Modesto a la salida de un córner en el último minuto del primer tiempo.

Lo peor aún estaba por llegar para el París Saint Germain, que sumó en el estadio Armand Cesari su segunda derrota de la temporada, al encajar dos nuevos tantos en la reanudación, obra del lateral Julien Palmieri, que sólo había firmado un gol en los dos anteriores cursos.

Con esta derrota, el París Saint Germain no sólo pierde la oportunidad de arrebatar el liderato al Olympique de Marsella, que cayó el viernes por 2-1 ante el Montpellier, sino que además ve peligrar la tercera plaza, que podría arrebatarle el Saint Etienne si logra vencer esta noche en el campo del Stade de Reims.

Temas relacionados: