Septiembre 21, 2015

Francia planea endurecer las sanciones, tras el altercado en Marsella

"Me pregunto de cara el futuro sobre nuestro arsenal de sanciones porque aparentemente no vamos suficientemente lejos", señaló Thiriez en una comparecencia ante la prensa tras una reunión de urgencia para analizar los incidentes que se produjeron en cuatro partidos de la liga, y en especial en el disputado en Stade Vélodrome. 

Afirmó que los 50.000 euros de multa límite que se puede imponer a un club parece "demasiado baja" y añadió que tal vez "habría que pasar a otras cifras con algunos ceros más".

En la misma línea, estimó que la retirada de puntos aunque afecte a los jugadores sin responsabilidad en la violencia de los hinchas también puede ser eficaz.

El dirigente de la LPF avanzó que el próximo jueves por la tarde se reunirá su comisión disciplinaria para examinar los hechos del Olympique de Marsella (OM) contra el ‘los leones', y después de escuchar las alegaciones del equipo local, decidir si hay sanciones.

El árbitro del partido que terminó en empate a 1-1 interrumpió el encuentro en dos ocasiones ante el lanzamiento de objetos (incluidas botellas de cristal) por parte del público marsellés, que cargaron en particular contra Mathieu Valbuena, antiguo jugador de su equipo que esta temporada ha pasado a su rival lionés.

Frédéric consideró que hubo "una grave carencia en las medidas de seguridad" a los aficionados a la entrada del estadio, de lo que responsabilizó al club.

Anunció que se van a recolocar las vallas en los fondos de las porterías para dificultar el lanzamiento de objetos.

El máximo responsable de la liga francesa consideró que fue "un triste fin de semana" por los incidentes de Marsella, pero también en otros tres partidos.

En cualquier caso, y preguntado sobre si no teme por estos hechos a nueve meses de que Francia organice la Eurocopa en junio de 2016, hizo hincapié en que desde el comienzo de la liga tienen "menos incidentes que la temporada pasada".

Sobre esa misma cuestión, el secretario de Estado de Deportes, Thierry Braillard, subrayó que quiere "que todos los que vengan en Francia en junio próximo estén seguros".

Braillard consideró "inaceptable" varios de los hechos que ocurrieron en Marsella el domingo, como que el club no retirara un maniquí ahorcado de Valbuena, que estuvo expuesto durante buena parte del partido.

Temas relacionados: