Abril 19, 2016

Míchel González, destituido del Olympique de Marsella

Después de dos meses y medio sin ganar en la Ligue 1, a sólo un día de la semifinal de la Copa de Francia ante el Sochaux. "A tenor del comportamiento de Míchel durante estas últimas tres semanas, el Olympique de Marsella le suspende con efecto inmediato", escribió el club en un conciso comunicado publicado en la mañana del martes en su página oficial.

Su puesto hasta final de temporada en la Ligue 1, y en la Copa de Francia, única esperanza para el club de la Costa Azul de salvar una temporada catastrófica en el resto de frentes, será ocupado por Franck Passi, que será secundado por el ganador de la Liga de Campeones de 1993 con el conjunto francés, del que es embajador, Basile Boli.


- Crisis institucional y deportiva -

Algo más de una docena de periodistas esperaban en los campos de entrenamiento del Olympique de Marsella para presenciar una sesión de trabajo prevista para este martes por la mañana, y que debía ser abierta para los medios, que finalmente se realizará a puerta cerrada "a tenor de las circunstancias", precisaron fuentes del club.

Aunque su trabajo había sido cuestionado los últimos tiempos por los pobres resultados (ninguna victoria en el Velodrome desde el 13 de septiembre) y por su fútbol poco vistoso, su despido sorprende por el momento en que se produce, a un día del partido que les puede dar el pase a la final de la Copa de Francia.

El entrenador español había llegado al banquillo del Velodrome después de la dimisión del argentino Marcelo Bielsa tras la primera jornada.

En medio de las protestas de los seguidores, que pedían cambios y dimisiones para poner fin a la crisis del club, especialmente las de la propietaria del club Margarita Louis-Dreyfus y del presidente Vincent Labrune, el técnico fue ratificado en su cargo tras la derrota contra el Bastia el 3 de abril.

El Olympique de Marsella, que perdió su último partido el domingo ante el Mónaco (2-1) y lleva dos meses y medio sin ganar en liga, ocupa el puesto 15, sólo seis puntos por encima de los puestos de descenso, a falta de cuatro fechas para el final del campeonato.

El conjunto marsellés, que perdió a sus mejores jugadores en el pasado mercado veraniego, cayó eliminado en cuartos de final de la Copa de la Liga ante el Toulouse, y en la Europa League ante el Athletic Bilbao.

El club de la Costa Azul está oficialmente en venta desde el pasado miércoles, aunque las luchas intestinas que mantienen la propietaria Margarita Luis-Dreyfus, y los dirigentes del club, unido a su situación clasificatoria, no benefician las posibilidades de encontrar un comprador para el club con más seguidores de Francia.