Noviembre 24, 2011

Manchester City tendrá un duro examen en su visita al Liverpool

El City no encuentra el rumbo en Europa, donde el martes sucumbió 2-1 como visitante ante Napoli. El equipo de los petrodólares corre riesgo de quedar fuera a las primeras de cambio en su debut en el máximo torneo continental.

Mejor le va en Inglaterra, al comandar la Premier con cinco puntos de diferencia sobre el campeón vigente Manchester United y sin conocer la derrota en las primeras 12 fechas.
Pero ahora viene la parte más difícil del calendario.

En el próximo mes, el City deberá visitar a Chelsea y después recibirá a Arsenal. Primera será la cita con un Liverpool que lleva siete partidos sin perder. Los Reds, entonados por su triunfo 2-1 en el feudo de Chelsea, también están descansados por no estar cumpliendo compromisos europeos.

El United cruza los dedos para que el City padezca algún tropiezo. Luego de ser vapuleados 6-1 por sus vecinos en Old Trafford el mes pasado, el United ganó tres partidos, todos sentenciados con la mínima diferencia 1-0, para situarse como el único conjunto capaz de frenar la marcha del City hacia su primer título de liga desde 1968.

Sin embargo, las falencias defensivas que tuvieron a maltraer a los campeones vigentes en los primeros dos meses resurgieron esta semana en el empate 2-2 en casa ante Benfica, resultado que les obliga a jugarse en Basilea el pase a la siguiente etapa de la Liga de Campeones en la última fecha.

Más inquietante para el técnico de los "Red Devils" es que su delantero Wayne Rooney no se recupera de una dolencia en la cadera. Rooney se perdió el duelo con Benfica y es duda para el choque del sábado ante Newcastle.

Newcastle perdió su invicto el pasado sábado al caer 3-1 en la cancha del City, pero es un equipo con una buena defensa y le hizo pasar varios sustos a los de Roberto Mancini.

El resultado del Newcastle provocó que bajara un puesto en la tabla, del tercero al cuarto. Tottenham escaló al tercero tras ganarle 2-0 a Aston Villa para estirar a nueve su racha de partidos sin perder.

Tottenham intentará seguir su buen momento al visitar a West Bromwich Albion el sábado.
Chelsea, que también sufrió una derrota en la Champions para quedar complicado, ahora se encuentra quinto y está desesperado de sumar tres puntos tras perder tres de sus últimos cuatro partidos. Recibir a Wolverhampton Wanderers podría mitigar las penas de los "Blues".