Diciembre 7, 2011

Gestos de Luis Suárez vuelven a generar polémica en Inglaterra

El jugador, de 24 años, fue cazado por los fotógrafos haciendo una peineta al público del estadio de Craven Cottage cuando los ‘reds' perdían por 1-0 frente al Fulham londinense por la Liga Premier.

El gesto fue criticado en los medios británicos y volvió a poner al internacional uruguayo en el punto de mira de la federación inglesa, que hace menos de un mes ya le había abietro una investigación por dirigir insultos racistas al jugador del Manchester United Patrice Evra.

El pasado lunes, en el último encuentro de la decimocuarta jornada de la Premier League, los seguidores del Fulham dedicaron a Suárez diversos cánticos en los que le llamaban "tramposo", al considerar que había fingido una caída en el interior del área rival.

En los últimos momentos del partido, después de que el Fulham marcara el gol de la victoria en el minuto 85 y que el árbitro anulara un tanto a los visitantes por fuera de juego, Suárez se dirigió a las gradas levantando el dedo corazón.

Tras el choque, el entrenador del Liverpool, Kenny Dalglish, que todavía no conocía el gesto que había dedicado el uruguayo a los hinchas del Fulham, defendió a su jugador calificando de "escandaloso" el comportamiento de los aficionados de Craven Cottage.

La FA indicó que el uruguayo tiene hasta el lunes para responder a la acusación.

Este es el segundo problema disciplinario que encara Suárez, que el mes pasado fue acusado por proferir insultos racistas hacia el jugador negro de Manchester United, Patrice Evra, en un partido el 15 de octubre. Ese caso no ha sido resuelto