Diciembre 9, 2011

Los Manchester quieren reivindicarse en la Premier League

Los "citizens" del español David Silva, que el miércoles dieron por concluida su primera participación en la máxima competición europea sin ir más allá de la fase de grupos, se las verán el lunes en Stamford Bridge con el Chelsea.

Los de Roberto Mancini se encontrarán con unos "blues" que, tras una racha de resultados irregulares, lograron una inyección de moral esta semana al pasar por encima del Valencia en su camino hacia los octavos de la Champions.

El marfileño Didier Drogba, cuyo contrato con el club del magnate ruso Roman Abramovich está a punto de expirar, se reivindicó en ese partido y demostró su excelente momento de forma, mientras el español Fernando Torres, que solo disputó los diez minutos finales del duelo, continúa evidenciando dificultades para reencontrarse con su mejor nivel de juego.

A pesar del descalabro europeo, el Manchester City sigue liderando con autoridad la Premier League y el lunes tratará de poner en aprietos a la defensa del Chelsea, el punto débil del equipo del portugués André Villas-Boas.

A su favor, los "citizens" cuentan con una de la delanteras más letales de la liga, con el argentino Sergio "Kun" Agüero y el bosnio Edin Dzeko en la punta de ataque, flanqueados por Silva y el francés Samri Nasri en el centro del campo.

Cinco puntos por debajo del City en la clasificación, sus vecinos del Manchester United recibirán el sábado al Wolverhampton, en el puesto 16 de la tabla, para intentar poner fin a una semana negra para el conjunto que dirige el escocés Alex Ferguson.

Los "diablos rojos" fueron el pasado miércoles incapaces de evitar una derrota en Suiza ante el modesto Basilea, en un partido en el que les valía el empate para seguir adelante en la Champions.

Tras quedar eliminados de una competición de la que son los actuales subcampeones, los de Ferguson sufrieron un nuevo revés con la confirmación de que su capitán, el defensa serbio Nemanja Vidic, se perderá el resto de la temporada por una rotura del ligamento cruzado de la rodilla.

Ante la adversidad, los aficionados del United se encomendarán al buen hacer del delantero inglés Wayne Rooney, que este jueves vio cómo la UEFA reducía de tres a dos los partidos de suspensión con la selección Inglesa que pesaban sobre él y que ponían en duda su participación en la próxima Eurocopa de Polonia y Ucrania.

El Arsenal, por su parte, espera en el Emirates Stadium la visita del Everton con una tranquilidad que muchos de sus aficionados no imaginaban hace apenas un mes.

Tras un inicio de temporada en el que llegaron a rozar los puestos de descenso en la clasificación, los de Arsène Wenger parecen haberse repuesto definitivamente de la marcha este verano de Nasri y del español Cesc Fábregas.

Los "gunners" no han encontrado dificultades serias para superar la fase de grupos de la Liga de Campeones y han escalado hasta los puestos europeos de la Premier liderados por el holandés Robin van Persie, que, con el permiso de Agüero y Dzeko, encabeza la lista de máximos goleadores.

Decimoquinta jornada de la liga de Inglaterra:

Sábado, 10 de diciembre: Arsenal-Everton; Bolton-Aston Villa; Liverpool-QPR; Manchester United-Wolverhampton; Norwich-Newcastle; Swansea-Fulham; West Bromwich-Wigan.

Domingo, 11 de diciembre: Sunderland-Blackburn; Stoke-Tottenham.

Lunes, 12 de diciembre: Chelsea-Manchester City.