Enero 1, 2012

Un coreano le amargó el año nuevo al Manchester City

El City encajó su segunda derrota de la temporada víctima del 'maleficio' de una jornada que registró las derrotas de tres de los grandes de la competición: además del City, el United y el Chelsea.

El 2012 arrancó como acabó el 2011. Lleno de sorpresas. Si el último día del pasado año produjo reveses imprevistos al conjunto de Alex Ferguson y al cuadro del portugués Andre Vilas Boas, el Año Nuevo mantuvo la dinámica y castigó al equipo del italiano Roberto Mancini.

El Manchester City fue incapaz de rentabilizar el tropiezo de su vecino, vigente campeón, para acentuar su dominio en la Liga de Inglaterra. Igualados en la parte alta, el revés del United en Old Trafford contra el colista, el Blackburn, fue desperdiciado por el City, que cayó ante el Sunderland (1-0).

Con el español David Silva y el argentino Sergio Agüero reservados entre los suplentes y al margen del equipo inicial, el bosnio Edin Dzeko fue incapaz de cargar solo con el peso ofensivo. No vio puerta el balcánico y el preparador italiano recurrió al sudamericano, que salió tras el descanso, y después al español, que irrumpió a los diez minutos de la segunda parte.

El City mejoró y cercó la arquero de Simon Mignolet. Disparos al palo y acciones de mérito del portero. Silva pudo desnivelar en el tramo final. Pero el Sunderland se sostuvo. En el tiempo añadido, un contraataque culminado por Ji Dong Won derribó a los visitantes, que encajaron su segunda derrota.

Manchester City y Manchester United afrontan el 2012 con su mano a mano particular. Sin distancias. Igualados en la tabla con 45 puntos.

Previamente, el Everton había ganado a domicilio al West Bromwich. Un tanto a tres minutos del final del nigeriano Victor Anichebe dio los tres puntos al conjunto de Liverpool.