Febrero 3, 2012

John Terry no será más el capitán de la selección inglesa

En un comunicado, el organismo indicó que Terry "no volverá a capitanear el equipo hasta que se resuelvan las acusaciones en su contra".

Tras reunirse el jueves con los miembros de la junta, el presidente de la Federación, David Bernstein, le comunicó este viernes la decisión al entrenador de la selección, Fabio Capello, quien, según precisa la nota, no participó en las deliberaciones.

Bernstein comunicó la medida a Terry mediante una llamada telefónica a las 10 de la mañana.

La Federación considera que "es del interés de todas las partes que se le retiren a John las responsabilidades de la capitanía".

Se llegó a esta conclusión al valorar "el destacado perfil de la capitanía de Inglaterra, tanto dentro como fuera del campo, y las demandas y requerimientos adicionales que recaen sobre un capitán antes y durante los torneos", se señala en el comunicado.

La Federación aclaró que el defensa y capitán del Chelsea no fue excluido de la selección nacional, por lo que Capello puede seleccionarlo de cara al próximo partido con Holanda el 29 de febrero y el torneo de la Eurocopa.

Terry está disponible para disputar la Eurocopa de Polonia y Ucrania el 1 de julio porque su juicio fue fijado para el 9 de ese mes, a petición de la directiva del Chelsea, que convenció al tribunal para que pospusiera el proceso hasta que acaben las competiciones nacionales e internacionales de la temporada.

El defensa y capitán del Chelsea, de 31 años, se declaró inocente de las acusaciones de racismo que pesan sobre él por supuestamente insultar a Anton Ferdinand, del Queen Park Rangers, durante un partido de la Premier League el 23 de octubre.

La fiscalía británica presentó en diciembre cargos contra el jugador del club londinense por un "delito de alteración del orden público con agravante racial", en base a un vídeo en el que se ve a Terry dirigiéndose a su compatriota en términos supuestamente racistas.
Hasta el momento, Capello había defendido la inocencia de Terry y había apostado por que mantuviese su puesto de capitán hasta que la justicia demostrase lo contrario, pero la Federación ha decidido actuar antes del proceso.

En febrero de 2010 el defensa había perdido por primera vez su puesto como capitán del equipo nacional, al revelar la prensa que tenía una relación con la exnovia de un compañero de la selección, y recuperó el cargo trece meses después, cuando Capello afirmó que "un año de castigo era suficiente".

Temas relacionados: