Febrero 11, 2012

El racismo sigue siendo protagonista en el fútbol inglés

Micah, británico de raza negra, fue víctima de comentarios el pasado noviembre supuestamente procedentes de alguien radicado en Lincolnshire (norte de Inglaterra), hecho que es objeto de una investigación policial.

Un portavoz del club confirmó este sábado que tenían constancia de esa investigación sobre los insultos al futbolista de 23 años, que desde 2010 no juega en la selección inglesa.

En los últimos meses ocurrieron varios incidentes racistas en el fútbol inglés que fueron abordados con la máxima dureza por las autoridades, en un intento de erradicar el racismo del deporte más popular del país.

El defensa del Chelsea John Terry afronta un juicio el próximo julio por supuestamente insultar a Anton Ferdinand, del Queen Park Rangers, durante un partido de la Premier League el 23 de octubre.

A la espera de que se resuelva este proceso, Terry fue destituido como capitán de la selección de Inglaterra.

Por su parte, el delantero uruguayo Luis Suárez cumplió una sanción de ocho partidos desde el 26 de diciembre por proferir insultos racistas a su colega del Manchester United Patrice Evra.

Paralelamente, en enero la Policía detuvo a dos aficionados por conducta racista: a uno del Chelsea por entonar cánticos racistas en un tren y a otro hincha por haber escrito comentarios racistas en la cuenta de Twitter del Newcastle mientras el club cerraba el fichaje del delantero senegalés Papiss Demba Cissé.