Febrero 20, 2012

Alex Ferguson habla de su retiro en el Manchester United

"Si llega un punto en el que no disfruto de lo que hago, será el momento de retirarme. Pero siempre piensas en irte con un éxito a tus espaldas. Espero que podamos hacerlo", dijo.

Hace diez años, el técnico escocés anunció que se retiraría cuando terminara la temporada 2001-2002, pero los malos resultados del equipo en ese curso, durante el que no consiguió ningún título, le hicieron rectificar su decisión.

En esta entrevista, Ferguson aseguró que no seguirá entrenando cuando termine su etapa en el United, aunque se mantendrá activo y espera tener "algún papel" en el club una vez retirado.

También aclaró que nunca ha discutido con los directivos del club quien debería ser su sucesor, sitio para el que ha sonado repetidamente el nombre de Pep Guardiola, aunque opinó que debería ser un entrenador experimentado que pueda manejar un equipo como el de los "diablos rojos".

El retiro del técnico escocés es una de las principales incógnitas del fútbol inglés, incluso para sus propios jugadores.

"Al firmar los contratos, todos los agentes de los jugadores me preguntan cuánto tiempo me queda. Cada vez es más difícil responder pero David Gill, presidente del Manchester United, siempre responde diciendo: 'No tiene intención de retirarse ahora", explicó el entrenador.

Ferguson llegó a los "diablos rojos" en la temporada 1986-1987, procedente del modesto Aberdeen escocés con el que había conquistado tres ligas, cuatro copas, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa.

Tras cuatro años de adaptación, Ferguson lideró una de las épocas doradas del Manchester United en la que conquistó siete Ligas inglesas, cuatro Copas de Inglaterra, una Copa de Europa, una Copa Intercontinental, una Recopa de Europa y ocho títulos más entre 1990 y 2001.

Después del amago de retiro en 2002, el técnico consiguió otras cinco ligas, una copa, una Copa de Europa y una Copa del Mundial de Clubes, convirtiéndose en el entrenador más premiado del fútbol inglés.