Febrero 25, 2012

Chelsea vio la luz en la oscuridad con victoria 3-0 sobre Bolton

Chelsea, que no había ganado ninguno de los últimos seis partidos, firmó la primera victoria en la Premier League desde que el pasado 14 de enero se impusiera por 1-0 frente al Sunderland.

La pasada semana, los de André Villas-Boas parecieron tocar fondo en Nápoles tras perder por 3-1 en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, un nuevo tropiezo que dejó en la cuerda floja al técnico portugués.

Este sábado, Villas-Boas volvió a dejar en el banquillo al español Fernando Torres, como hizo desde que el Didier Drogba volvió de la Copa de África, y encomendó al joven inglés Daniel Sturridge, de 22 años, la tarea de secundar en el ataque al marfileño.

Torres, que marcó cinco goles desde que llegó a Londres procedente del Liverpool la temporada pasada, vive uno de los momentos más duros del año después de haber quedado fuera de la convocatoria de España para el amistoso contra Venezuela de la próxima semana.

Unas molestias físicas de Drogba propiciaron que Torres disfrutara de 15 minutos para tratar de reivindicarse sobre el terreno de juego, si bien no tuvo tiempo de marcar la diferencia en el tramo final de un choque que los locales ya habían sentenciado.

Los ‘blues' saltaron al campo conjurados para firmar un buen resultado en casa, y embistieron contra el área del Bolton desde el primer minuto del encuentro.

Con Drogba haciendo gala de poderío su físico por el centro, Sturridge desmarcándose por las bandas y el español Juan Mata tratando de abrir espacios en la zona de tres cuartos, el Chelsea era el dueño del balón y encerraba a los visitantes en su propia área.

Los primeros compases del partido dejaron diversas ocasiones de gol que los de Villas-Boas no acertaron a convertir, si bien el paso de los minutos parecía no inquietar a los ‘blues'.

Con paciencia, Drogba y compañía movían el balón en la zona de tres cuartos a la espera del momento adecuado para entrar con velocidad en el área, aunque adolecían de falta de imaginación en los últimos metros para acabar enviando el balón al fondo de la red.

Los aficionados de Stamford Bridge, que en los últimos partidos habían silbado a un equipo reñido con la victoria, estaban en esta ocasión volcados con un conjunto que no escatimaba esfuerzos para tratar de romper el equilibrio inicial en el marcador.

Los visitantes, por su parte, en raras ocasiones pisaban el área del guardameta checo Petr Cech, y se limitaban a confiar en alguna jugada a balón parado para crear peligro.

Con el magnate ruso Roman Abramovich atento al juego de su equipo desde el palco, los de Villas-Boas encontraron el acierto que les había faltado hasta entonces al inicio de la segunda parte.

A los dos minutos de la reanudación, David Luiz lanzó un disparo desde el interior del área que superó al guardameta húngaro del Bolton Adam Bodgan, y 15 minutos después Drogba firmó el segundo de los ‘blues'.

El marfileño levantó sus 1,89 metros de altura para sobresalir por encima de los defensas del Bolton y rematar a la red con la cabeza un balón servido desde la esquina por el inglés Frank Lampard.

El mismo Lampard, uno de los veteranos de la plantilla de los ‘blues', con 33 años, se encargó de aumentar la ventaja y firmar el tercer tanto en el minuto 78, cuando empujó a gol un centro trazado por Mata desde el lateral del área del Bolton.

Temas relacionados: