Marzo 8, 2012

Mario Balotelli confesó que “necesita madurar”

El controvertido jugador, de 21 años, muy presente en los medios de comunicación británicos tanto por sus aventuras fuera del terreno de juego como por su rendimiento futbolístico, se entrevistó con el exintegrante de Oasis para el programa Football Focus de la BBC.

El exjugador del Inter se vio involucrado en numerosas polémicas desde que abandonó el club "neroazzurro" con destino al Manchester City en agosto de 2010 por 20 millones de libras (alrededor de 24 millones de euros).

Todo esto llevó al entrenador italiano de los "citizens", Roberto Mancini, a decir que Balotelli "tenía que madurar". Sin embargo, el futbolista italiano se mostró agradecido a su entrenador y aseguró que "si no fuera por Manchini, él no estaría en el City".

"Si no hubiera sido por Mancini, nunca hubiera venido, es la razón por la que vine y ahora que estoy aquí, estoy contento", admitió Balotelli ante Gallagher, exlider de Oasis junto a su hermano Liam.

Cuestionado sobre los comentarios de su técnico, el delantero aseguró que "si Mancini dice algo, tiene razón". "Sin embargo, todavía soy joven y creo que, en comparación con el año pasado, ahora soy más maduro", dijo Balotelli.

El Manchester City multó al delantero con el sueldo de una semana, unas 120.000 libras (144.000 euros), por acudir a un club de "striptease" un día antes del partido que les enfrentó al Bolton el pasado sábado.

Balotelli fue visto la madrugada del viernes saliendo de un local nocturno en Liverpool cuando el día siguiente su equipo recibía al Bolton en su estadio.

Pese al incidente, el ariete italiano saltó al campo de titular para dar descanso al argentino Sergio "Kun" Agüero y contribuyó a la victoria por 2-0 de su equipo marcando el segundo tanto.

El delantero, que reconoció su error y se disculpó públicamente por su comportamiento, aceptó la sanción, según dijo Mancini.

Esta es la segunda vez de la temporada que el internacional italiano es sancionado por una salida nocturna previa a un partido, aunque su currículum cuenta con otras muchas acciones controvertidas.

Lanzar un dardo a un juvenil del Manchester City, incendiar su propia casa tras lanzar fuegos artificiales o pisar la cabeza de un rival son algunas de las otras acciones protagonizadas por el futbolista.

Balotelli, que comenzó su carrera en el Lumezzane de la Serie C italiana, declaró que es una persona "muy introvertida" y que no conseguía entender por qué los medios de comunicación británicos se hacían eco de cada salida suya en Manchester.

"No me importa, pueden decir lo que quieran. Salgo por la ciudad como cualquier persona normal, voy también al pub, pero no a beber", concluyó "Supermario".

A once partidos de que concluya la temporada, el Manchester City se sitúa en la primera posición de la Premier League, dos puntos por encima de sus vecinos del United.

 

Temas relacionados: