Marzo 24, 2012

Manchester City, Chelsea y Liverpool decepcionan; Arsenal, en ascenso

Manchester City, de Roberto Mancini, no pudo contar con su máximo goleador, el argentino Sergio ‘Kun' Agüero, con una lesión leve en un pie, y echó de menos un ataque más afilado ante un equipo que se encerró en su campo y neutralizó con su juego físico el fútbol pulcro de los ‘citizens'.

Cuando quedan solamente ocho jornadas de la Premier League, el City empata a 70 puntos a la cabeza de la tabla con sus vecinos del Manchester United, que el lunes reciben en Old Trafford a un Fulham asequible a priori.

Este sábado, en el Britannia Stadium, tras haber dominado el juego durante una hora y haber chocado una y otra vez contra el muro defensivo de los locales, los de Mancini vieron como el Stoke marcaba uno de los goles del año, en el que el balón fue de una portería a otra sin llegar a tocar el césped.

El guardameta bosnio Asmir Begovic lanzó un saque de portería al más puro estilo inglés, hasta las inmediaciones del área contraria, donde el centrocampista del Stoke Jermaine Pennant tocó de cabeza para que Crouch controlara primero el balón con un toque en el aire y disparara después una volea que el portero Joe Hart no preveía.

La salida de Tévez al campo no pudo cambiar la dinámica de un partido que se le había hecho cuesta arriba al City desde el principio, y solo un disparo de Toruré Yaya desde treinta metros, desviado por un contrario, logró igualar un marcador cuyo resultado final es insuficiente para las aspiraciones en la liga de los de Mancini.

Tampoco vivió su mejor tarde el Chelsea, que vio como quedaba diluido el efecto de revulsivo que tuvo la marcha del portugués André Villas-Boas y la llegada del italiano Roberto Di Matteo al banquillo de Stamford Bridge, y no pudo pasar de un empate a cero en casa ante el Tottenham.

En un partido gris, en el que primó el respeto por el rival y la precaución defensiva por encima del juego de ataque, ambos conjuntos salieron decepcionados con el resultado.

Las ocasiones de peligro más claras las creó el cuadro de Harry Redknapp, pero el acierto de la defensa ‘blue' y del portero Petr Cech evitaron que los ‘spurs' se fueran de Stamford Bridge con más de un punto en el bolsillo.

El español Fernando Torres volvió a jugar el último cuarto de hora del partido, un tiempo que resultó insuficiente para que el exdelantero del Liverpool y del Atlético de Madrid aumentara una cuenta goleadora que se desatascó la pasada semana, cuando el ‘Niño' marcó dos tantos en la Copa de Inglaterra.

El equipo de lo alto de la tabla que salió más beneficiado de los choques de esta tarde fue el Arsenal, que superó al Aston Villa en el Emiratse Stadium con aparente facilidad (3-0).

Los goles del español Mikel Arteta y los ingleses Kieran Gibbs y Theo Walcott hicieron innecesario que el holandés Robin Van Persie, máximo goleador de la Premier con 26 tantos, marcara esta tarde.

La victoria sirve a los ‘gunners' para despegarse del Tottenham y asentarse en una tercera posición que muy pocos habrían soñado al inicio de una temporada en la que el equipo rozaba los puestos de descenso.

También se llevaron una alegría los seguidores del Wigan del español Roberto Martínez, que dieron la sorpresa de la jornada al imponerse al Liverpool en Anfield por 1-2.

El gol del uruguayo Luis Suárez no fue suficiente para neutralizar los tantos de los escoceses Gary Caldwell y Shaun Maloney, que sirven al Wigan para abandonar el último puesto de la tabla y sumar un total de 25 puntos, a uno de la salvación.

Los ‘reds' certificaron las dificultades que atraviesan los últimos meses y se mantienen en la séptima posición de la tabla, a ocho puntos de unos puestos europeos que ahora mismo parecen inalcanzables para los de Kenny Dalglish.