Marzo 30, 2012

La UEFA le impone dura sanción a Wenger por "conducta inapropiada"

El Comité de Control y Disciplina de la UEFA anunció su decisión sobre el expediente que abrió al entrenador francés el día después del choque de octavos de final de la 'Champions' en el que los ‘gunners' quedaron eliminados de la competición pese a ganar por 3-0 en el Emirates Stadium.

Tras el choque, en el que los locales no pudieron remontar el 4-0 cosechado en San Siro, Wenger se encaró con el árbitro esloveno Damir Skomina y lo acusó después, en la sala de prensa, de conceder demasiadas faltas al Milán durante el encuentro.

La suspensión se aplicará en los tres próximos partidos de competiciones de la UEFA en los que el banquillo del Arsenal vaya a estar ocupado por el francés, que cuenta ahora con tres días para apelar el veredicto del organismo europeo.

"Han convertido a los árbitros de la UEFA en iconos intocables, a los que ni siquiera puedes dirigir la palabra. Si soy suspendido, no estará justificado y recurriré la multa", señaló Wenger poco antes de conocerse la sanción.

Si el Comité de Control y Disciplina ratifica su decisión, Wenger afrontará su tercera sanción en un periodo de un año, después de un incidente similar con el colegiado suizo Massimo Busacca en el encuentro de octavos ante el Barcelona la pasada edición de la Liga de Campeones.

En aquella ocasión, el francés recibió en primer término un partido de sanción, una multa a la que se añadieron otros dos encuentros en la grada después de que la UEFA considerara que no había acatado su castigo como debía.

El organismo consideró que el técnico se comunicó con el banquillo durante el encuentro frente al Udinese en el que estaba inhabilitado para dirigir a su equipo, por lo que añadió otros dos partidos de sanción a la multa inicial.