Mayo 1, 2012

Nuevo escándalo sexual en el fútbol de Inglaterra

Tres futbolistas del Brighton, décimo en la liga Championship (segunda división) con 66 puntos, y uno del Bournemouth, decimocuarto de la League One (tercera) con 55 puntos, deberán comparecer el próximo día 11 ante un tribunal de Brighton.

George Baker, de 20 años; Lewis Dunk, también de 20 y Anton Rodgers, de 19, todos ellos del Brighton, así como su excompañero de equipo y actual jugador del Bournemouth Steve Cook, de 21, se encuentran en libertad condicional hasta que se celebre el juicio.

El defensa del Brighton Ben Sampayo, de 19 años, y el centrocampista del mismo club Tommy Elphick, de 24, fueron detenidos junto con los acusados el pasado 19 de enero, pero finalmente no han sido imputados en el proceso.

Uno de los cuatro jugadores que afrontan cargos, Lewis Dunk, confirmó la acusación a través de un comunicado y se mostró "extremadamente decepcionado" por la decisión de llevarle ante el juez.

"Tengo el pleno apoyo de mi familia, mis amigos y mis colegas, y tengo intención de defenderme de esas alegaciones y limpiar mi nombre", afirmó el futbolista.

Dunk se declaró "inocente de todas las acusaciones", si bien recalcó que no puede revelar más detalles sobre el caso hasta que no comparezca ante el juez.