Mayo 1, 2012

Manchester City tiene el título en sus manos, así será el final de la Premier

El Manchester City depende de sí mismo para ganar la liga inglesa dentro de dos semanas, siempre y cuando sepa mantener la diferencia de goles favorable que mantiene respecto a sus vecinos del Manchester United.

Tras superar el lunes a los de Alex Ferguson en el Etihad Stadium por 1-0, con gol del belga Vincent Kompany, los "citizens" empatan a 83 puntos con el United en lo alto de la tabla y son líderes gracias a que han marcado dos tantos más que los "diablos rojos" y han recibido seis menos a lo largo de la temporada.

El cuadro del italiano Roberto Mancini acumula 88 goles a favor y 27 en contra, mientras que sus vecinos suman 86 a favor y 33 en contra, una diferencia global de ocho tantos que el United podría llegar a remontar si el inglés Wayne Rooney y compañía golearan en los dos encuentros que restan de campeonato.

En la recta final de la temporada, los "citizens" luchan por confirmarse como uno de los grandes clubes de Inglaterra y hacerse con un título que se les resiste desde 1968, mientras el United, actual campeón, quiere revalidar un trofeo que se ha llevado doce veces en el último cuarto de siglo.

Sobre el papel, el calendario favorece al conjunto de Old Trafford, que se jugará los últimos seis puntos de la Premier contra dos equipos de media tabla con poco que ganar o perder a estas alturas de curso.

Los "diablos rojos" recibirán el próximo domingo al Swansea, duodécimo en la clasificación con 44 puntos, con la salvación asegurada y sin posibilidad de acercarse a las plazas europeas.

Ese mismo día, el City se las verá en Newcastle con uno de los equipos que menos goles ha encajado en su estadio y que lucha por meterse en las plazas que dan acceso a la Liga de Campeones.

La Premier se decidirá una semana después, cuando los de Mancini se las verán en casa con el QPR, en plena lucha por la permanencia, y los de Ferguson con el Sunderland, undécimos en la tabla y con el curso ya aprobado. Esas diferencias en el calendario han llevado al técnico italiano de los "citizens" a afirmar que sus vecinos continúan siendo los máximos favoritos para hacerse con la liga inglesa.

"Ha sido una gran victoria, pero todavía tenemos dos partidos muy difíciles, mientras que ellos tienen dos fáciles", dijo el entrenador tras el derbi de Manchester que devolvió al City a la cabeza de la tabla.

Con la misma psicología, el veterano Alex Ferguson, que se ha llevado 12 ligas en los 26 años que lleva al frente del banquillo de Old Trafford, sentenció que sus vecinos van "en el asiento del conductor" en la recta final del campeonato.

Ambos entrenadores han visto esta temporada cómo su situación daba un giro radical en pocas jornadas, por lo que se resistirán a dar por zanjada la Premier hasta el último minuto de la jornada 38.

El United llegó a mantener una ventaja de ocho puntos sobre el City pero resultados como la derrota por 1-0 ante el Wigan y el empate a cuatro ante el Everton en casa, dejando escapar un 4-2 a favor, dieron una nueva oportunidad a los de Mancini. Los "citizens", por su parte, han liderado la tabla durante gran parte de la temporada -28 jornadas-, pero la presión que sufrieron por verse tan cerca de un título que no ganan desde 1968 pudo con ellos y una racha de resultados grises les relegó a la segunda posición.

Así las cosas, la incertidumbre reinará durante las próximas dos semanas en Manchester, una ciudad más dividida que nunca, a la espera de conocer si el título de liga va finalmente al Etihad Stadium o se acomoda en las nutridas vitrinas de Old Trafford.