Octubre 19, 2012

El Chelsea saldrá a mantener en la octava fecha la ventaja sobre sus persecutores

El City visita en la octava cita de la liga inglesa esta temporada el estadio The Hawthorns para medirse a un West Bromwich que se plantó casi en silencio en la sexta posición con catorce puntos, uno menos que los actuales campeones, que podrían verse arrastrados fuera de los puestos de Champions si tropezaran.

El español David Silva, que afronta una semana de baja por la lesión muscular que sufrió el pasado martes en el encuentro clasificatorio para Brasil 2014 ante Francia, es la ausencia más preocupante para el técnico Roberto Mancini, que deberá buscar nuevas fórmulas para organizar su centro del campo.

En Old Trafford, Alex Ferguson contará en cambio con toda su artillería para recibir al Stoke, un equipo de media tabla que, a las órdenes de Tony Pulis, sabe crecerse ante los grandes y ya forzó un empate (1-1) con los ‘ciudadanos' el pasado 15 de septiembre.

La visita del Stoke podría suponer además el regreso al "Teatro de los Sueños" de Michael Owen, que a sus 32 años fichó este verano por los ‘potters' después de que en Manchester decidieran no renovar su contrato.

El inglés Wayne Rooney y el holandés Robin Van Persie, la pareja atacante destinada a deslumbrar este curso en la Premier League, deberá cuidarse de amarrar los tres puntos en un encuentro que preludia un periodo decisivo para los ‘diablos rojos'.

Tras el Stoke, los de Ferguson tienen por delante en el calendario una visita a Stamford Bridge, donde les esperará el líder, así como un encuentro en casa ante el Arsenal de Arsène Wenger, decidido a asentarse entre los mejores con el español Santi Cazorla repartiendo el juego.

Otro medio ofensivo, el exvalencianista Juan Mata, manejará los hilos del Chelsea este sábado en su desplazamiento a White Hart Lane, donde el portugués André Villas-Boas, ahora en el banquillo del Tottenham, intentará amargar el encuentro al que fue su equipo hasta que el petrolero ruso Roman Abravmovich le destituyó a mitad de la pasada campaña.

El que fuera su segundo, el italiano Roberto Di Matteo, deberá introducir un recambio en el centro del campo ‘blue' para suplir al lesionado Frank Lampard, que abandonó la concentración de Inglaterra la pasada semana tras sufrir molestias en el sóleo.

Tampoco contará en la defensa con John Terry, que cumplirá el primero de los cuatro partidos de sanción que le impuso la Federación inglesa (FA) por dirigir insultos racistas a su compatriota del QPR Anton Ferdinand.

Arsene Wenger, por el contrario, dispondrá de todas sus cartas ante el Norwich, un partido en el que el Arsenal tanto puede alzarse hasta los puestos europeos de la tabla como quedar relegado a la zona gris de la clasificación.

Con Cazorla en un momento dulce, los ‘gunners' firmó algunos encuentros brillantes esta temporada, si bien han estado tan centrados en mantenerse fieles al estilo europeo del técnico francés que adolecieron en ocasiones de falta de definición.

Esa ausencia de garra es una de las principales angustias que sufre el técnico Brendan Rodgers en el Liverpool, que en lo que va de curso encajó doce goles y marcó tan solo nueve.
El uruguayo Luis Suárez volverá a responsabilizarse en Anfield, ante el recién ascendido Reading, del ataque de un conjunto con problemas para levantar el vuelto en la tabla, donde se mantiene décimo cuarto con seis puntos, a tres del descenso.

- Octava jornada de la liga inglesa:

- Sábado, 20 de octubre: Tottenham-Chelsea, Fulham Aston, Liverpool-Reading, Manchester United-Stoke, Swansea-Wigan, West Bromwich-Manchester City, West Ham-Southampton y Norwich-Arsenal.

- Domingo, 21 de octubre: Sunderland-Newcastle y QPR-Everton.