Octubre 27, 2012

Arsenal regresó a la victoria en la Premier con un 1-0 al Queens Park Rangers

Tras las derrotas contra el Norwich y el Schalke, esta en la Liga de Campeones, el conjunto del francés Arsene Wenger necesitaba la victoria de forma imperiosa en el estadio Emirates.

Volvieron Jack Wilshere y Bacary Sagna tras bajas de dieciséis y seis meses, respectivamente, a los 'gunners', que sufrieron sobremanera para amarrar los puntos.

No pudo el Arsenal reflejar su dominio en el marcador hasta el final, cuando el QPR se quedó en inferioridad por expulsión de Stephane Mbia (m.80), salió el ruso Andrey Arshavin y marcó Arteta, aunque al final pasó grandes apuros para no ceder un empate ante el acoso de un rival que tuvo sus opciones.

El Fulham, que tuvo como inicialista a Hugo Rodallega, perdió la ocasión de situarse provisionalmente entre los cuatro primeros, al igualar en el campo del modesto Reading, que lucha por la salvación, a tres en un encuentro con un final loco.

El cuadro londinense remontó el tanto inicial del local Mikele Leigertwood (m.26) gracias al costarricense Bryan Ruiz, que marcó el 1-1 (m.61) y sirvió el 1-2 al norirlandés Chris Baird (m.77).

Garath McCleary no tardó en firmar el empate (m.85) y el búlgaro Dimitar Berbatov pareció darle la ventaja definitiva al Fulham (m.88), pero aún hubo tiempo para que el galés Hal Robson-Kanu sellara las tablas definitivas.

El Wigan del técnico español Roberto Martínez se tomó un respiro a costa del West Ham (2-1), que también perdió una buena opción de instalarse en la zona de privilegio.

El defensa español Iván Ramis abrió la cuenta para el Wigan muy pronto (m.8) y el escocés James McArthur sentenció la contienda a los 47 minutos, porque el West Ham tan solo pudo acortar distancias en el tiempo añadido por medio de James Tomkins.

El Stoke y el Sunderland confirmaron su igualdad en la tabla con el 0-0 y el Aston Villa sigue sin enderezar el rumbo al ceder un empate en casa ante el Norwich (1-1).

Christian Benteke (m.26) adelantó a los villanos en el primer periodo, pero la expulsión de Joseph Bennett en el minuto 52 resultó letal porque los visitantes igualaron el encuentro cerca del final con un tanto de Michael Turner (m.79).