Noviembre 22, 2012

Mark Clattenburg no será sancionado por supuestos insultos racistas contra Obi Mikel

La FA decidió que no hay caso a la sanción, en tanto que  Chelsea, que conoció la noticia una hora antes
de la presentación del español Rafa Benítez como nuevo entrenador, aceptó la
decisión y aseguró que la denuncia no fue puesta con mala fe.

Clattenburg, quien espera que ningún compañero suyo pase por
esto en un futuro, señaló que en estas semanas, en las que no ha dirigido
partidos, han sido las más estresantes de su vida.

"Cuando sabes que eres inocente de algo pero puede
darse la situación de que arruinen tu carrera es realmente aterrador",
dijo el árbitro, quien apuntó que "el racismo no tiene cabida en el fútbol
y esta experiencia no debe desanimar a aquellos si realmente creen que son
víctimas de abusos".

El pasado 13 de noviembre, la policía británica anunció que
había decidido abandonar la investigación en este caso por falta de pruebas y
porque ninguno de los jugadores afectados habían acudido a la comisaría para
presentar cargos contra Clattenburg.

"Nosotros empezamos la investigación y ninguna víctima
se ha presentado. El tema quedará registrado como un incidente. Sin ninguna
víctima ni pruebas de que se produjo la infracción, el caso no puede ser
investigado", señaló Scotland Yard en un comunicado

El responsable de los árbitros, Mike Riley, se congratuló de
la decisión de no sancionar a Clattenburg y aseguró que volverá cuanto antes a
dirigir encuentros.

"Lamentablemente, Mark ha tenido que
soportar cuatro semanas que han provocado un tremendo efecto en su vida
profesional y personal por causas ajenas. Todos estamos aliviados de que esto
haya pasado y de que pueda volver a hacer lo que le encanta", dijo Riley,
quien también anunció que para reducir los riesgos de que vuelvan a darse estas
situaciones se introducirán un sistema de grabación interna en las
comunicaciones de los árbitros.