Diciembre 17, 2012

Mario Balotelli demandará a Manchester City por una sanción que le impusieron

La campaña pasada, fue el astro argentino Carlos Tévez quien estuvo en conflicto público con el City, negándose a ingresar como substituto en un partido de la Liga de Campeones y después yéndose a un exilio autoimpuesto de tres meses en Argentina.

Ahora es el turno de Balotelli de enfrentarse con la nueva potencia del fútbol inglés, en la culminación de una amarga disputa de ocho meses.

El temperamental artillero italiano está tratando de conseguir la anulación de una fuerte multa disciplinaria que le impuso City la campaña pasada por su conducta en la cancha, que le hizo perderse un total de 11 partidos por suspensiones en la temporada 2011-12.

Se piensa que City multó a Balotelli 340.000 libras (550.000 dólares) - el salario de dos semanas - , y algunos reportes dicen que el club ya rechazó una apelación del delantero antes de la sesión del tribunal independiente en Londres el miércoles.

La prensa británica e italiana dicen que las relaciones entre el equipo y Balotelli están al borde de romperse, con el jugador en estos momentos fuera de las gracias del técnico Roberto Mancini, tras quedar fuera del equipo para el partido del sábado en Newcastle.

"Él tiene que entrenar más", dijo Mancini. "No está en buena forma en estos momentos y será mejor para él continuar entrenando y hacerlo bien".