Abril 19, 2013

No se puede ceder más: Manchester United, inquietado por el City, recibe a Aston Villa

Con trece puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, Manchester City -con un partido menos-, y confiados en que la liga inglesa no se les puede escapar, los ‘diablos rojos' perdieron la concentración esta semana ante West Ham y cedieron un empate a dos que solo retrasará el día en el que Alex Ferguson y sus jugadores levantarán el título.

Mientras los cuatro equipos que siguen al United en la tabla afrontan una lucha encarnizada por hacerse con los tres puestos de Liga de Campeones en juego, los ‘diablos rojos' deberán esforzarse al máximo el lunes por la noche en un encuentro ante un equipo que batalla por la permanencia.

Desde el vestuario de Old Trafford llevan varias semanas advirtiendo sobre el riesgo que supondría relajarse en una liga que parece estar ya resuelta, una consigna más válida que nunca ante los del escocés Paul Lambert, que están a tres puntos del descenso y se juegan gran parte de su futuro en sus próximos compromisos.

Los de Ferguson deberán asegurar primero el resultado en casa y después centrarse en nutrir de balones al holandés Robin Van Persie, obcecado en superar en el último tramo del campeonato el registro de goles del uruguayo del Liverpool Luis Suárez, que lleva un tanto más que él, 22, en lo que va de curso.

Por debajo del United, Manchester City visitará en el norte de Londres a un peligroso Tottenham que aspira a arrebatarle la cuarta posición al Arsenal, dos puntos por delante aunque con un partido menos.

Los del portugués André Villas-Boas no darán tregua al equipo del argentino Sergio ‘Kun' Agüero, que conserva ya nulas opciones de revalidar el título de liga y espera hacerse con la Copa de Inglaterra (FA Cup), el próximo 11 de mayo en una final en Wembley ante Wigan.

Los ‘citizens' ven ya inalcanzables a sus vecinos del United, pero no pueden dejarse ir en el campeonato si no quieren poner en riesgo su segunda posición en la tabla.

Siete puntos por debajo de ellos está el Chelsea del también español Rafa Benítez, que no ha logrado cumplir el objetivo de hacerse con algún título esta temporada pero que enseñará las uñas para retener uno de los puestos de Liga de Campeones.

Los ‘blues' visitan Anfield el sábado para enfrentarse a un Liverpool que agota por su parte los últimos cartuchos para tratar de hacerse un hueco en las primeras posiciones de la tabla y lograr entrar en la Europa League.

El objetivo se presenta difícil, pues están a ocho puntos del quinto clasificado, Tottenham, y por delante todavía tienen a Everton, con dos puntos menos que los ‘spurs' y que esta jornada viaja a Sunderland.

También Arsenal mantiene su lucha particular para no quedar fuera de la máxima competición europea por primera vez desde 1996.

Con un partido más, los de Arsène Wenger alcanzaron la pasada semana los lugares de privilegio de la tabla, si bien ese logro podría no ser más que un espejismo si esta semana no suman los tres puntos al oeste de Londres, en el campo de Fulham.

En la parte baja de la tabla, con QPR y Reading prácticamente sentenciados, ambos con 24 puntos, Wigan pelea por su parte por salir a flote en la recta final del campeonato.

Los de Martínez visitan a West Ham convencidos de que pueden superar a la barrera de tres puntos que les separa de Aston Villa, de Stoke y de Sunderland, así como de la salvación.

34a. jornada de la liga inglesa:

Sábado, 20 de abril: Fulham-Arsenal (14.00 GMT); Norwich-Reading (14.00 GMT); QPR-Stoke (14.00 GMT); Sunderland-Everton (14.00 GMT); Swansea-Southampton (14.00 GMT); West Bromwich-Newcastle (14.00 GMT); West Ham-Wigan (14.00 GMT).

Domingo, 21 de abril: Tottenham-Manchester City (12.30 GMT); Liverpool-Chelsea (15.00 GMT).

Lunes, 22 de abril: Manchester United Aston Villa (20.00 GMT).