Junio 17, 2013

José Mourinho asume el reto de las limitaciones financieras de la UEFA

 "Son una motivación, demandan más de tu parte. Estás obligado a pensar más sobre todas las decisiones que tomas", señaló el luso a la página web del Chelsea.

Mourinho abrió oficialmente la semana pasada su segunda etapa al frente del vestuario "blue", al que llegó por primera vez en 2004, poco después de que el magnate ruso Roman Abramovich comprara el club del oeste de Londres.

En aquel primer curso al frente del Chelsea, Mourinho pudo gastar en jugadores alrededor de 70 millones de libras (unos 81,2 millones de euros), una cifra previsiblemente superior de la que dispondrá este verano, debido a las normas de "juego limpio" financiero que impone la UEFA.

 Ahora "es necesario colaborar más estrechamente con la directiva en el aspecto económico, debes variar tu perspectiva y mirar de forma distinta a los jugadores cedidos y al fútbol base", dijo Mourinho.

El Chelsea ya ha fichado este mes de junio al alemán André Schürrle, del Bayer Leverkussen, por un precio que no ha trascendido, y las especulaciones sitúan a varios jugadores en la órbita del club londinense, entre ellos el delantero uruguayo Edison Cavani, el atacante brasileño Hulk y el centrocampista holandés Wesley Sneijder.

"En lugar de centrarte únicamente en tu equipo, en tus objetivos y ambiciones, ahora debes mantener una visión más general. El trabajo requiere un perfil distinto y estoy feliz con eso, estoy disfrutando", apuntó Mourinho.

El ex técnico del Real Madrid, que compareció como nuevo preparador del Chelsea el pasado lunes 10, insistió en que su principal cometido es devolver la "estabilidad" a un club por el que han pasado ocho entrenadores desde que él se marchó al Inter de Milán en 2007.