Noviembre 9, 2013

Chelsea se salva en el último suspiro mientras Liverpool sueña en grande

Un penalti transformado en el tiempo añadido por el belga Eden Hazard, evitó la derrota ante el West Bromwich en Stamford Bridge del Chelsea (2-2), que nunca ha perdido como local en la 'Premier', en los 66 encuentros con el portugués Jose Mourinho el banquillo.

Hazard evitó el fracaso del conjunto londinense ante un rival instalado en el ecuador de la tabla y que estará al margen de los títulos en el tramo final del curso pero que amenazó el impecable historial del luso como preparador del Chelsea.

La acción fue muy protestada. A quince segundos para que se cumpliera el tiempo el brasileño Ramires cayó dentro del área y el árbitro indicó los once metros. Un alivio para el Chelsea, que aún así empieza a perder de vista el liderato de la 'Premier'.

Cuatro puntos le separan del liderato del Arsenal, que pueden elevarse a siete si el conjunto del francés Arsene Wenger gana el domingo en Old Trafford al Manchester United.

El Chelsea ofreció una mala versión ante el West Bromwich. Con César Azpilicueta como único español en el once y de lateral izquierdo, Juan Mata entre los suplentes y Fernando Torres lesionado, fue incapaz de resguardar la ventaja que adquirió al borde del descanso con el gol del camerunés Samuel Eto'o.

Los 'blues' fueron incapaces de cerrar el partido. Y su relajación fue aprovechada por el cuadro visitante, que logró el empate a la hora de juego gracias a Shane Long. Siete después, la situación fue peor. El beninés Stephane Sessegnon culminó un centro de Liam Ridgewell para poner por delante al West Bromwich.

Mourinho recurrió entonces a Mata y al nigeriano John Obi Mikel, que ocuparon el sitio del brasileño Oscar y Azpilicueta. Minutos antes, el senegalés Demba Ba salió por Frank Lampard. La situación no mejoró. Solo un penalti protestado por los visitantes evitó que el técnico luso afeara su historial como local. En 66 partidos, Mourinho ha ganado 51 y ha empatado 15.

"No es que crea que fue penalti. Sé que lo fue", dijo Mourinho tras el encuentro al ser cuestionado por la acción que evitó su primera derrota en la Premier.

El Liverpool, por su parte, va en serio. Goleó al Fulham liderado por el uruguayo Luis Suárez, que sumó un nuevo doblete a su cuenta, y se asentó en la segunda plaza, a dos puntos del Arsenal, con su partido pendiente para el domingo.

Fue el hispano venezolano Fernando Amorebieta, con un gol en su portería, el que facilitó la tarea de los 'reds' en el minuto 23. Tres más tarde el eslovaco Martin Skrtel, a centro de Steven Gerrard, amplió la renta hasta que Luis Suarez, tras una jugada de Jordan Henderson

Ya en la segunda parte, el uruguayo redondeó el triunfo al firmar el cuarto tanto, a pase de Gerrard.

El Southampton del argentino Mauricio Pochettino -mejor entrenador del mes- confirmó su condición de revelación del curso. Goleó al Hull (4-1) para situarse tercero en la tabla a un punto del Liverpool y a tres del líder.

El cuadro de Pochettino hizo los deberes en la primera mitad. Alcanzó el vestuario con una renta de 3-0 gracias al francés Morgan Schneiderlin, que al cuarto de hora remató un centro de Rickie Lambert, que hizo, el segundo, de penalti. Antes del descanso, Adam Lallana marcó el tercero.

La segunda mitad comenzó con el tanto visitante marcado por el galo Yannick Sagbo, aunque a dos minutos del final, Steven Davis aprovechó una acción de Nathaniel Clyne para dejar el marcador final.

El Everton del español Roberto Martínez desaprovechó la ocasión de mantenerse entre los aspirantes al liderato pero no pasó del empate sin goles en el campo del recién ascendido Crystal Palace. El choque no pudo comenzar a la hora. Se retrasó un cuarto de hora debido a los problemas de tráfico en Londres, que dificultaron sobremanera el acceso al campo de los aficionados.

El Aston Villa sumó tres nuevos puntos. Aprovechó las carencias del Cardiff, también nuevo en la máxima categoría. Aunque no desatascó el encuentro ante el tramo final el equipo de Birmingham. El holandés Leandro Bacuna abrió la cuenta a falta de un cuarto de hora y el checo Libor Kozak, cuando restaban cinco minutos, redondeó el triunfo local al finalizar un centro de Matthew Lowton.

Temas relacionados: