Enero 2, 2014

Tiempo de revivir momentos históricos en FA Cup

¿Habrá otra sorpresa este año?

Los clubes de la Premier League se unen a la tercera ronda de la FA Cup este fin de semana en lo que siempre es uno de los momentos memorables del año en el calendario del fútbol inglés.

Les presentamos cinco puntos a tomar en cuenta sobre los encuentros del fin de semana:

Derbi del norte de Londres:

No hay duda de que este encuentro se destaca en la tercera ronda, el derbi del norte de Londres entre acérrimos rivales, Arsenal y Tottenham en el estadio Emirates el próximo sábado.

Ambos equipos están en gran forma, el Arsenal tuvo un frenético periodo festivo en la cima de la Premier League, mientras los Spurs se llevaron 10 puntos de los 12 posibles bajo la dirección de Tim Sherwood en el periodo que va de Navidad al año nuevo.

"Es el juego más importante de la temporada, dijo Sherwood. "Es el Arsenal, ¿Qué más se puede decir? Es el juego más importante en una de las mejores competencias entre clubes".

Hay otros cuatro partidos entre equipos de la Premier en esta ronda. El próximo sábado se enfrentan Newcastle y Cardiff; Norwich y Fulham; y West Bromwich Albion va contra Crystal Palace, y por último, Manchester United recibe al Swansea el domingo.

Batalla de los Rodgers:

Liverpool se enfrenta a otro equipo del noroeste, el Oldham, por tercera ocasión consecutiva en la Copa FA y eso es parecido a otra pelea entre padre e hijo.

El técnico del Liverpool Brendan Rodgers tratará de imponerse sobre su hijo Anton, quien juega en el mediocampo del equipo visitante en tercera división.

El mayor de los Rodgers no quiere dar nada por descontado este fin de semana, ya que su equipo fue vencido por el Oldham 3-2 en la competencia pasada, lo que fue uno de los hitos de la copa.

"Siempre se lo recuerdan cuando viene a los juegos (del Oldham)", dijo Anton recientemente. "Pero todo es en buen ánimo. Así pasa, por eso la FA Cup es especial".

Recuerdos de Matthews:

Sesenta años después de enfrentarse en una de las finales más famosas de la FA Cup, Bolton y Blackpool renuevan su rivalidad en la competencia.

La final de 1953, que ganó el Blackpool 4-3. Tras ir abajo 3-1 cuando restaban 22 minutos de juego, es ampliamente conocida como la "final Matthews" debido a la brillante actuación de Stanley Matthews, el gran jugador inglés que entonces tenía 38 años.

La maestría de Matthews por la banda puso en aprietos una y otra vez a la defensa del Bolton, fue el triplete de Stan Mortensen, el único que se ha anotado en una final de la FA Cup en Wembley, lo que permitió al Blackpool llevarse el trofeo frente a la reina Isabel II.

Los zapatos que uso Matthews fueron subastados en 2010 por 38.400 libras (63.500 dólares).

Aspirantes de otro nivel:

Tres equipos que no están en la Premier League llegaron a la tercera ronda, Grimsby, Kidderminster y Macclesfield.

Los tres esperaban partidos contra Chelsea, Manchester United y Arsenal, en los que pudieran recaudar cantidades importantes, pero enfrentaron a rivales de bajo perfil.

Kidderminster recibe al Peterborough, de la tercera división, mientras el Grimsby y el Macclesfield recibirán en casa a clubes de la segunda división, Huddersfield y Sheffield Wednesday, respectivamente.

Florecientes y desposeídos:

El juego del Blackburn en casa contra el Manchester City es un recordatorio de cómo fluctúa la fortuna de los clubes cuando son adquiridos por extranjeros.

El City ha florecido desde que el jeque Mansour, de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos lo compró en 2008; ya ganó la FA Cup en 2011, la Premier League en 2012 y ahora se le considera uno de los clubes más fuertes del fútbol europeo.

Con una escuadra llena de estelares, el City es segundo en la tabla de clasificación en la liga inglesa y candidato al título de muchos especialistas.

Por otro lado, el Blackburn tuvo numerosos problemas desde que fue adquirido por el gigante avícola indio Venky.

Al momento de la transacción, los ‘Rovers' eran uno de los equipos más poderosos de la liga inglesa, pero en un plazo de 18 meses descendieron a la segunda división, teniendo varios cambios de técnicos y con muchas dificultades para mantenerse en el segundo nivel.

Actualmente están en la mitad de la tabla de la segunda división y ya pocos se acuerdan de las épocas en las que trataban de contratar a David Beckham y al astro brasileño Ronaldinho.