Enero 20, 2014

Del despertar del Tottenham al hundimiento del Manchester United: lo que dejó la Premier

Abrieron la vigesimosegunda jornada de Premier el Sunderland y Southampton en el Stadium of Light. Un Southampton que perdió bache a su espléndido inicio de temporada y que, de a poco, va aflojando de cara a competiciones europeas. Las lesiones de Wanyama y Osvaldo le han hecho perder músculo en la medular y acompañamiento a Lambert en ataque, respectivamente.

A su vez, el bajón futbolístico de Lallana ha hecho que Jay Rodríguez se convierta en el artífice del equipo en línea de tres cuartos. Por otra parte, el Sunderland encontró esa explosividad en ataque que estaba faltando con el ex del Manchester City, Adam Johnson. Marcos Alonso y, probablemente, Santiago Vergini le dan y darán la solidez defensiva que requiere y necesita Poyet para pelear por la permanencia.

Al Arsenal le costó meter mano en casa ante un Fulham que, a pesar del presente que tenga, está habituado en ponerle las cosas difíciles a los de Wenger. Un doble de Santi Cazorla y nuevamente la solidez defensiva de la pareja Mertesacker-Koscielny, la pareja más convincente de lo que llevamos de temporada.

El Crystal Palace ha mejorado desde la llegada de Pulis, siendo un equipo más pragmático, sobrio atrás y menos futbolístico, clásico de su Stoke, equipo que cayó esta misma jornada en el Selhurst Park a costa de Puncheon, que hace una semana falló un penalti inexplicablemente ante el Tottenham en White Hart Lane.

El Newcastle volvió a ganar y se mete seriamente en la pelea por Europa League a base de goles franceses, hundiendo aún más la crisis del West Ham de Sam Allardyce. Victoria necesitada del Norwich en casa -campo complicado- y oxígeno en el tema del descenso.

No valió el gran partido del Cardiff de Solskjær y de la combinación Noone-Mutch, de lo mejor en los galeses. Un espléndido Dzeko que, con goles, se afianza en el cuadro del ingeniero Pellegrini. Asimismo, al City le costó, pero el Etihad no deja de ser un patio inexpugnable y dificilísimo de puntuar.

En cambio, el Liverpool tiró de casta y del gol psicológico de Sturridge antes del descanso para meterse de lleno en el juego yendo 0-2 a la cabeza. Un penalti dudoso sobre Suárez puso las cosas iguales, pero al Liverpool le sigue costando extraer petróleo estas últimas fechas para volverse a meter de lleno por el título, objetivo que cada vez parece alejarse más. Un Aston Villa de Paul Lambet que respira en mitad de tabla a pesar de tener muchísimo más material.

Un hat-trick de Eto'o puso cuesta arriba a un Manchester United de David Moyes que no se afianza tanto en la zaga de la defensa como en el centro del campo. Las bajas de Rooney y van Persie merman a un United que depende copiosamente de la magia de Januzaj. Mourinho, muy táctico, mantiene su pólvora arriba, pero repesca a Mati? para solucionar una zona que se ve limitada con Lampard, Ramires, Obi Mikel, Essien y van Ginkel -lesionado-.

Los Spurs de Sherwood, desde su llegada, no saben lo que es perder por Premier, dándole un cambio futbolístico exigente y físico, por ende, la inclusión de Adebayor en el equipo. Victoria clave en Gales ante el Swansea, un Swansea de Laudrup que poco ha hecho útil la dupla Michu-Bony por culpa de las lesiones.

La jornada acaba con el empate a uno entre West Brom y Everton en casa de los Albion. El debut de Pepe Mel dejó buenas sensaciones, así como un injusto e inmerecido empate. Los de Bob Martínez, a priori, pierden terreno con los de la cima y empiezan a verse justitos, por ende, las llegadas de McGeady y, muy seguramente, de Lacina Traoré.