Marzo 29, 2014

1-1: Arsenal obstaculiza a Manchester City en su intento de ser líder

El español David Silva había encarrilado el duelo para los ‘citizens' en el primer tiempo al culminar en gol una jugada personal, pero él conjunto de Londres de Arsène Wenger mejoró notablemente en el segundo tiempo y equilibraron el marcador.

El francés Mathieu Flamini, que esta semana hizo el autogol que condenó al Arsenal al empate ante el Swansea (2-2), se resarció de su error con un tanto que evitó una derrota en casa que habría resultado catastrófica para los de Wenger, que solo han ganado dos de sus últimos siete encuentros.

El empate no es satisfactorio para el City, que esperaba aprovechar la derrota del Chelsea ante el Crystal Palace (1-0) para llegar al liderato, pero que se queda ahora a dos puntos de los ‘blues', si bien acumula todavía dos encuentros atrasados.

Conscientes de que se jugaban el primer puesto, los ‘citizens' arrancaron el duelo encendidos en el Emirates Stadium, jugando con inteligencia y velocidad.

El argentino Pablo Zabaleta pudo marcar en el minuto 2, cuando se plantó frente a Szczesny pero prefirió tirar un centro en lugar de rematar a puerta.

Los de Pellegrini, liderados por un Silva desequilibrante, se volcaban hacia la derecha, donde Gibbs y Vermaelen pasaban apuros para contener a los visitantes.

El partido, sin embargo, era de ida y vuelta, y el Arsenal también lanzó diversos ataques con los que alcanzó las cercanías del área de Joe Hart.

En una de esas llegadas al campo contrario, Podolski perdió un balón que acabó en los pies de Silva.

El español cruzó medio campo con el cuero pegado al pie antes de dejárselo a Dzeko para que el bosnio lanzara desde la izquierda un duro disparo que se estrelló en un poste. Silva llegaba con velocidad por el centro del área y, atento al rebote, remató a la red el 1-0.

El City controló el partido durante el resto del primer tiempo, si bien a medida que pasaban los minutos los de Pellegrini comenzaban a mostrar menos interés por acaparar la posesión y dejaban que el Arsenal hilara jugadas más largas.

Esa tendencia se intensificó en el segundo tiempo. Los ‘gunners' salieron crecidos del vestuario, conscientes de que una derrota acababa casi definitivamente con la temporada y, con convicción, tardaron menos de diez minutos en derribar las defensas de los visitantes.

Con el City encerrado en su área, el Arsenal movió el balón con velocidad hasta que llegó a los pies de Podolski, que se internó por la izquierda y trazó un largo pase hacia el centro del área.

Flaminí esperaba sin marcaje en el punto de penalti y conectó un disparo con efecto abierto hacia la derecha con el que superó a Hart.

El gol sirvió para despertar al City, que volvió a apretar a partir de entonces.

El marfileño Yaya Touré hacía valer su potencia para internarse en los dominios del Arsenal y Silva continuaba lanzando balones peligrosos hacia el área, pero entre Szczesny, los defensas ‘gunners' y la fortuna, que esta tarde parecía darle la espalda al City, todas sus opciones quedaron en nada y el marcador no volvió a moverse tras el 1-1 que había fijado Flamini.