Septiembre 13, 2014

Chelsea goleó 4-2 al Swansea con triplete de Diego Costa

La conexión entre los dos internacionales de la selección España, Diego Costa y Cesc Fábregas, volvió a funcionar y resultó letal para el conjunto galés, que llegaba a Londres empatado a puntos con los ‘blues' tras un sorprendente comienzo de temporada.

Dispuesto a continuar con este "cuento de hadas", como lo describió su técnico Gary Monk, los visitantes llegaron adelantarse en el marcador por un gol en propia meta de John Terry, pero la enorme presencia de Costa les devolvió a la realidad.

El exdelantero del Atlético de Madrid aprovechó un saque córner de Fábregas al filo del descanso para rematar de cabeza e igualar un partido que hasta entonces no tuvo un claro dueño.

Tras la reanudación, el "cuatro" del Chelsea, tras una buena jugada de Eden Hazard volvió a asistir a Costa, quien esta vez batió con un tiro raso a Lukasz Fabianski.

La exhibición del hispano-brasileño, cuyo nombre ya estaba siendo coreado por todo Stamford Bridge, se completó con un hat-trick, que llegó cuando cazó un disparo inofensivo de Ramires desde fuera del área y, con calma, volvió a mandar el balón al fondo de las mallas.

El técnico ‘blue', José Mourinho, lo retiró en el minuto 72 entre una enorme ovación, parecida a la que la afición le dedicó a Cesc cuando también abandonó el terreno de juego poco después.

Con sus tres goles, Costa aumenta su ventaja en la tabla de goleadores y suma ya siete tantos, mientras que Fábregas ha dado en cuatro partidos seis asistencias.

Costa se ha convertido en el segundo jugador en la historia de la Premier que marca en cada uno de sus primeros cuatro partidos en su temporada de debutante con un club de esta división.

Fábregas, por su parte, también va para récord, pues el máximo asistente ‘blue' la pasada temporada fue Hazard con siete pases de gol en toda la temporada.

Hasta poco antes del partido Mourinho no desveló si iba a contar con Costa, quien a la vista de su actuación se ha recuperado totalmente de la lesión muscular que sufrió tras volver del amistoso que España perdió en París con Francia (1-0) el pasado 4 de septiembre.

Entre los nombres que sonaron para sustituirlo en el once inicial destacó el Loïc Rémy y, en ese sentido, otra buena noticia para ‘Mou' es que el ariete galo también tiene la puntería afinada.

Suyo fue el cuarto gol del Chelsea, que se presenta como una máquina de hacer fútbol y con un fondo de armario importante para la larga temporada.

El entrenador portugués también dio entrada en el once inicial al alemán André Schurrle y al brasileño, que sustituyeron a Willian y Ramires, cambios respecto al último partido de liga ante el Everton (6-3).

Por parte del Swansea, Monk, nombrado mejor entrenador del mes de agosto con tan solo 35 años, decidió sustituir a Wilfried Bony por Bafetimbi Gomis, el único cambio respecto al partido anterior de un conjunto que, como los "blues", llegó a este choque con pleno de victorias.

Entre los pocos "peros" que se puede poner al Chelsea, figura el segundo gol del Swansea, fruto de un despiste defensivo casi al final del encuentro.

Aprovechando esa desconexión, Jonjo Shelvey se coló por la autopista que dejó la zaga local por el centro y por bajo logró batir a un Thibaut Courtois que no tuvo demasiado trabajo.

Temas relacionados: