Noviembre 9, 2014

Stoke City asaltó la casa del Tottenham con un 1-2

Bojan, que jugó de inicio en el equipo de Mark Hughes, abrió la cuenta de su equipo a los seis minutos de partido, tras culminar una acción individual que arrancó en el centro del campo. Su compañero Jonathan Walters, a la media hora, anotó el segundo gol visitante.

El Tottenham, que no consigue encontrar la estabilidad en este arranque del curso, buscó la meta de su rival. A pesar de ello, Roberto Soldado permaneció en el banquillo. Pochettino no recurrió al atacante español.

Fue a falta de un cuarto de hora cuando el belga Nacer Chadli acortó distancias. Aunque el Tottenham fue incapaz de enmendar su mal inicio y perdió el partido para caer al ecuador de la clasificación.