Febrero 11, 2015

Manchester United, que contó con la presencia de Falcao, venció 3-1 a Burnley

En una alineación con Wayne Rooney, Radamel Falcao García y Robin van Persie, fue un defensa, el inglés Chris Smalling, el que dio los tres puntos a los ‘diablos rojos', gracias a dos cabezazos en la primera mitad.

Smalling, que sustituyó al lesionado Phil Jones a los cinco minutos de juego, anotó su primer tanto apenas veinte segundos después de haber saltado al terreno de juego del "Teatro de los sueños".

El antiguo defensor del Fulham aprovechó un balón peinado por Falcao para cabecear a la red y poner por delante a los suyos.

La alegría le duró poco a los locales, que vieron cómo uno de los delanteros más destacados en Inglaterra, el joven Danny Ings subía las tablas al marcador a los once minutos.

El internacional sub-21, en plancha, remató a la red en el área pequeña un gran centro desde la derecha de Kieran Trippier para empatar el encuentro y cargar de moral a los suyos, en puestos de descenso a la Championship.

Cuando más cerca estaba el gol de los visitantes llegó el segundo del United, obra, nuevamente, del sorprendente Chris Smalling.

Segundos antes de que el árbitro pitara el final de la primera mitad, en el minuto 47, el zaguero remató de cabeza al fondo de las mallas un centro del argentino Ángel Di María tras un lanzamiento de saque de esquina.

El argentino, de quien Van Gaal dijo el pasado martes que "no se había adaptado todavía al fútbol inglés", fue el protagonista del tercer tanto de los de casa al provocar el penalti que transformó Van Persie a falta de diez minutos para el final del choque.

El triunfo del United, unido al sorprendente empate del Southampton en casa con el West Ham (0-0), permite a los ‘diablos rojos' recuperar la tercera plaza de la liga y situarse a solo cinco puntos de sus vecinos del Manchester City, que este miércoles golearon sin piedad al Stoke (1-4).