Marzo 2, 2015

José Mourinho quiere alimentarse con más títulos

"Es muy difícil para mí vivir sin títulos. Tengo que alimentarme regularmente con ellos", dijo el portugués, entrenador de un Chelsea que aspira a un triplete esta temporada.

Líder destacado de la Premier League, el conjunto inglés tiene además medio pie en los cuartos de final de la Liga de Campeones, la gran asignatura pendiente de Mourinho como técnico ‘blue'.

Con la victoria por 2-0 frente al Tottenham en la final de la Copa de la Liga, Mourinho sumó el título número 21 de su carrera. Pero ese número no satisface ni mucho menos al técnico. Su mayor objetivo es ganar la Champions con su equipo predilecto.

El portugués, tan mimado por los éxitos, nunca estuvo tanto tiempo sin ganar títulos. El último había llegado en agosto de 2012, cuando celebró la Supercopa española en el banquillo del Real Madrid. El domingo festejó en el estadio de Wembley su séptimo título en el Chelsea.

"Todavía sigo alegrándome como un niño pequeño. Incluso con 52 años siento la misma alegría que con mi primer título", dijo el portugués.

El triunfo en la Copa debe ser ahora el comienzo de una nueva era. "Para el club es un título más, pero para los muchachos es el primero, el primero para un nuevo equipo", comentó Mourinho.

"Es el comienzo de algo nuevo. En 2005, este éxito nos inyectó nuevos impulsos. Esperemos que esta vez sea lo mismo", dijo el capitán John Terry, el hombre que abrió el marcador en la final y que coincidió en la primera etapa del portugués en Inglaterra.

En la Premier League, los blues encabezan la tabla con cinco puntos de ventaja sobre el Manchester City, que cuenta además con un partido más. Por ello, las perspectivas del triunfo final no podrían ser mejores.

Pero ganar la tercera Liga de Campeones es el gran objetivo del portugués. Sería el primer entrenador en lograr esa hazaña con tres equipos distintos. Mourinho ya lo hizo con el Porto, en 2004, y con Inter de Milán, en 2010.

Cuando el Chelsea ganó su hasta ahora única Champions, en 2012, el entrenador ‘blue' era el italiano Roberto di Matteo.

El Chelsea recibirá el 11 de marzo al Paris Saint-Germain en la vuelta de los octavos de final de la máxima competición. La ida terminó 1-1 en la capital francesa.

Cinco años pasaron desde el triunfo de Mourinho con el Inter en la Champions. Y tanto tiempo es una eternidad para el portugués.