Mayo 16, 2016

Chelsea y Tottenham, sancionados por actos violentos durante el derby londinense

‘Blues' y ‘Spurs' fueron castigados respectivamente con 375.000 libras (unas 476.000 euros) y 225.000 libras (unos 286.000 euros, así lo anunció este lunes la federación inglesa.

En este tenso partido el Chelsea había remontado una desventaja de dos goles para acabar empatando (2-2) contra Tottenham en Stamford Bridge, un resultado que aseguraba el título de campeón al Leicester en detrimento del Tottenham.

Los dos clubes fueron sancionados por "no haber sabido controlar a sus jugadores y a los miembros de su equipo técnico", precisó la federación en un comunicado.
Tottenham y Chelsea fueron también "avisados de cara a su conducta en el futuro", añade el texto.

El derbi londinense fue particularmente violento, con 12 jugadores sancionados con una tarjeta amarilla: 9 del Tottenham, un récord en la Premier League, y 3 del Chelsea.

Entre los jugadores responsables de actos violentos, el centrocampista belga del Tottenham, Moussa Dembélé, había colocado sus dedos en los ojos del delantero hispano-brasileño Diego Costa.

Su gesto no fue visto por el árbitro, pero la federación le suspendió con seis partidos el 6 de mayo.

Durante el partido, el entrenador de los Spurs, Mauricio Pochettino, tuvo también que interponerse para separar a su lateral izquierdo Danny Rose y al centrocampista del Chelsea, Willian.

Los altercados continuaron tras el pitido final con incidentes en los que estuvieron implicados jugadores y miembros de los equipos técnicos, como el entrenador del Chelsea, Guus Hiddink, empujado al suelo.

 

Temas relacionados: